Derroche de fe en alborada a la virgencita de Suyapa

La fe y devoción de los hondureños hacia la virgencita de Suyapa se desbordó la noche de este jueves, con la alborada que se celebró en honor al 270 aniversario de su hallazgo, en la basílica menor al oriente de Tegucigalpa.
Miles de fieles católicos llegaron desde los lugares más recónditos de Honduras, con la intención de pagar las promesas que le hicieron a la diminuta imagen y que gracias a su intercesión, Dios las cumplió en maravillosos milagros.
“Cuál es la virgen más guapa, la virgen de Suyapa”, exclamaban los devotos durante las procesiones y misas previas al magno evento, que se desarrolló a partir de las 10:00 de la noche por las máximas autoridades religiosas.
La basílica de Suyapa lució majestuosa con la iluminación y la proyección del hallazgo de la pequeña imagen de 6.5 centímetros en la aldea de El Piligüín, Distrito Central, en 1747, por el labrador Alejandro Colindres.
Desde temprano los fervientes devotos abarrotaron la aldea de Suyapa, apostándose frente al pórtico, donde la madre de los hondureños lucía bella y dispuesta en recibir el amor de los peregrinos católicos.
ALBORADA

El 270 aniversario del hallazgo de la virgen de Suyapa fue celebrado a lo grande.

A las 10:00 de la noche 22 artistas nacionales, nuevos valores y otros que fueron seleccionados por la Iglesia en un concurso de coros a nivel nacional, subirán  al estrado a cantarle a “la morenita” de Suyapa.
Las autoridades de los tres poderes del Estado llegaron a la gran fiesta que culminará hasta las 12:00 de la noche, cuando el mariachi le cante Las Mañanitas.