Buscan reducir el flujo de niños a EE UU

Atacar directamente la corrupción sería en opinión del director ejecutivo de la Coordinadora de Instituciones Privadas por las Niñas, Niños, Adolescentes, Jóvenes y sus Derechos (Coiproden), Wilmer Vásquez, la solución para evitar los flujos migratorios infantiles de Honduras hacia Estados Unidos.
El director de la red de instituciones por los derechos de la niñez expresó que “nuestro gobierno debe tomar medidas para reducir los grandes niveles de desigualdad social y pobreza extrema, pero sobre todo debe apuntar a los grandes niveles de corrupción y de impunidad que existen en Honduras que son los principales factores que hacen que el pueblo hondureños tenga que emigrar”.
Vásquez opinó que es la corrupción la razón por la que miles de hondureños son obligados a emigrar, ya que con este flagelo se dejan de crear empleo y oportunidades, mismas que los connacionales deben buscar en el exterior.
No obstante extendió la recomendación a todos los gobiernos que comprenden la ruta migratoria desde Centroamérica hacia la unión americana.
“Los gobiernos deben dejar de ser tan corruptos como son y dejar de robarse los lempiras y los dólares que les corresponden a nuestro pueblo”, apostilló.
Explicó que con cada dólar que se roba también se está robando salud, educación y oportunidades de empleo para que los niños no tengan que emigrar.
Honduras vivió en 2014 una crisis humanitaria a causa del flujo de infantes que cruzaron la frontera norteamericana, cifra que se redujo en 2015 pero fue nuevamente superada en 2016, según datos oficiales.
De acuerdo a datos hechos públicos por el Observatorio Consular y Migratorio de Honduras las autoridades migratorias de EE UU repatriaron en 2016 a 21 mil 587 hondureños entre ellos a 225 menores de edad.
Entre tanto, las autoridades migratorias de México devolvieron al país centroamericano a 47 mil 678 connacionales por la vía terrestre, entre ellos a 8 mil 968 infantes.
La nación azteca también deportó a dos mil 57 hondureños por la vía aérea entre ellos a mil 271 menores de edad, según los datos de Conmigho.