El concepto de identidad nacional

Por: Noé Pineda Portillo
[email protected]
Vuelve a la palestra la definición del concepto identidad nacional, ya que un nuevo estudio en los Estados Unidos, revela que la lengua es más importante que otros factores como la religión. En Estados Unidos, solo el 32 por ciento de los encuestados cree que el lugar de nacimiento es lo que define su identidad nacional, mientras que el 70 por ciento asegura que el factor más importante es el idioma. Tal es el resumen que hace Feargus O´Sullivan en CityLab Latino, de conformidad a la encuesta que hemos señalado.
Según lo revelado, cuando se trata de identidad nacional, ni la religión ni el lugar de nacimiento son necesariamente muy importantes. Ese es el mensaje de la encuesta transnacional realizada por el Pew Research Center, tras encuestar a más de 14,000 personas de 14 países. La encuesta refleja que la fe religiosa y el lugar de nacimiento, quedaban en un segundo lugar como factores  de definición de una identidad nacional común. Subrayando la importancia de la lengua y las costumbres estaban por encima de la religión y el lugar de nacimiento, lo que hace que las personas pertenezcan a una nación.
Muy pocas personas, dicen que la religión sea fundamental para la identidad nacional. La pregunta hecha: “¿Es importante ser cristiano para ser realmente un miembro de determinado país?” Las respuestas mostraron que en Italia, Polonia y España que son netamente católicas consideraron que la religión era la menos importante para la identidad nacional, lo mismo sucedió con los países protestantes, donde el puntaje fue sumamente bajo en cuanto a la calificación de no era importante la religión en tal definición.
En Estados Unidos, la opinión sobre la importancia de la religión para la identidad nacional resultó estar bastante dividida equitativamente. Un 32 por ciento de los estadounidenses encuestados la consideró muy importante, pero el mismo informe señala que un 31 por ciento consideró que no es importante en la conceptualización.
Por otro lado, la misma encuesta demostró que las personas mayores de edad, fueron más propensas a ver una relación entre la cristiandad y la nacionalidad. A diferencia de los jóvenes, en todos los países encuestados, consideran la religión como un factor menos importante para la identidad nacional.
En los Estados Unidos, entre los más viejos, pesa como factor de nacionalidad el “lugar de nacimiento”, en cambio,  a los jóvenes no les interesa.
En lo particular, la identidad nacional, la conceptualizamos tomando como base la cultura, incluyendo dentro de la misma el lenguaje y la religión. Y por qué la cultura como base, porque esta engloba la personalidad de todo un pueblo, de todo un grupo comunitario, donde se conjugan los valores y tradiciones. Estos valores y tradiciones son las formas de ser de cada uno de los individuos que lo hacen diferente a los demás grupos sociales. Esta forma de ser, se nota en el acento o forma de hablar, en los dichos y “dejes”, en la forma de hacer ciertas cosas que son del diario vivir, como las comidas y bebidas, etc. Así, nos diferenciamos un guatemalteco o mexicano de un hondureño o chileno, en América Latina. Ya en otra ocasión, hemos hablado de las diferencias regionales entre “catrachos”.