La trampa de Trump

Ningún país prospera si no existe un comercio de ida y vuelta, y Trump no cabe la menor duda se está aislando con el proteccionismo, en primer lugar ya Méjico está dando pasos para salir de esa trampa, Latinoamérica sin dudas para allá va.
Quiérase o no China ocupará el vacío que jamás esperaba se presentara así de fácil.
Los países europeos ya están viendo cómo enfrentar ese caos, igual Australia, entonces no necesitamos ser videntes para ver un derrumbe catastrófico, si los Estados Unidos siguen creyendo en las SOFISMAS de su presidente.
El comercio no lo dude es una simbiosis donde ambos socios se benefician, yo le compro lo que no puedo producir el otro me compra lo que igual no produce.
Omar Matute
La Tribuna Online