Acuerdo flexible esperan del FMI

El sector privado y sociedad civil de Honduras, se muestran anuentes a la renovación del programa económico con el Fondo Monetario Internacional (FMI), pero proponen pasar de una etapa de medidas restrictivas, a mayor flexibilidad para fomentar la creación de empleo.
Funcionarios de la Secretaría de Finanzas (Sefin), anunciaron esta semana el viaje de una misión exploratoria del gabinete económico a Washington a preparar la quinta revisión al programa actual, programada para finales de este mes.
Durante la revisión, la administración del Presidente Juan Orlando Hernández propondrá una nueva negociación para suscribir otro Acuerdo Stand By, posiblemente por 18 meses, declaró recientemente el ministro de Finanzas Wilfredo Cerrato.
En este contexto, el sector privado se muestra inquieto por los resultados de estos encuentros al tiempo que recomienda mantener la disciplina fiscal, máxime cuando el 2017 se trata de un año electoral.
De acuerdo al jefe del Centro de Investigaciones Económicas y Sociales (CIES) del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), Santiago Herrera, otro acuerdo es importante, porque obligará nuevamente al gobierno y el FMI a “establecer ciertas metas cuantitativas y cualitativas”.
“Si no hay un acuerdo nadie cumple nada. Por lo tanto, es bueno que lo tengamos para mantener la estabilidad y ojalá que empezar a crear políticas que fortalezcan el crecimiento… y la generación de empleo”.
Aseveró que mientras persistan las políticas económicas restrictivas, como aumento de impuestos o regulaciones financieras, “no hay manera de crear más empleo”, entonces, “como empresa privada, creemos que debemos pasar de esta etapa de estabilización a una etapa más flexible”.
Asimismo, que resulta importante mantener un acuerdo por la percepción internacional de la que depende el flujo de préstamos de los organismos multilaterales de crédito y bancos de inversión.
Para el coordinador del Foro Social para la Deuda Externa y Desarrollo (Fosdeh), Mauricio Díaz, es necesario contar con el aval del organismo para atenuar los efectos dañinos derivados de la debilidad institucional que presenta Honduras.
Pues “es cierto que la mayor parte de las políticas públicas se definen en dichos acuerdos”, asimismo, que el FMI podría incluir entre las recomendaciones “algún mejoramiento en la calidad de los datos” macroeconómicos.
Además, de los temas netamente económicos, se menciona que podrían entrar otros tópicos como el mejoramiento de la calidad de la justicia y la reformas en otros sectores como el financiero.