Reelección polariza Bolivia 

LA PAZ (AP). Manifestantes marchaban el martes en varias ciudades de Bolivia a favor y en contra de una tercera reelección de Evo Morales en medio de otras protestas contra el presidente, que lleva 11 años en el poder. Las marchas tenían lugar en horas y sitios diferentes para evitar choques.
Bajo la consigna «21F Día de la Mentira» -que recuerda el referendo de hace un año que Morales perdió por estrecho margen y que lo dejó inhabilitado para postularse a las elecciones de 2019 -el gobernante Movimiento al Socialismo y sindicatos afines convocaron a movilizaciones para impugnar aquel resultado, que atribuyen a una campaña de mentiras de la oposición.
En tanto los opositores llamaron a respetar la voz de las urnas rechazando cualquier artilugio legal que pueda impulsar la Asamblea Legislativa, de mayoría oficialista, para habilitar a Morales.
De acuerdo con la constitución aprobada por el actual gobierno en 2009 Morales está imposibilitado para ser candidato. El líder indígena gobierna desde 2006 en uno de los mandatos más largos de la historia boliviana.
La compulsa callejera tiene lugar en medio de las protestas de un grupo de cocaleros que rechazan una nueva ley de coca y marchas antigubernamentales de la Central Obrera Boliviana, que agrupa a una gran cantidad de trabajadores, por otras demandas. Las calles del centro de La Paz estaban colapsadas el martes.