¡Árboles multicolores anuncian el verano!

Los árboles “multicolores”, como el “Macuelizo”, “Cortés” y “Casco de Vaca”, empezaron a florecer en las calles de Tegucigalpa y Comayagüela, donde se puede apreciar el encanto de sus follajes “primaverales”, en diferentes avenidas.
Según biólogos de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), estos “ejemplares” representan el rostro más bello de la “primavera”, lo que se conoce como la “antesala” del verano, aunque son víctimas del cambio climático que afecta al país.
La bióloga de la UNAH, Adelina Mendoza, lamentó que las “primaveras” o arbustos de esta especie, normalmente florecen entre los meses de marzo y abril, pero esta vez lo hicieron en febrero.
El jefe de Coordinación del Instituto de Conservación Forestal (ICF), Rumualdo Castillo, dijo que dichos árboles son bien vistos en la capital y que, al terminar el invierno, a principios de verano, dejan caer sus delicadas hojas y florecen.
“Se ven por la ausencia del agua y cuando llega la sequía; como a muchas especies, a los humanos nos ayuda a retener el carbono, son árboles que contienen el calorífico que necesitan las especies”, detalló Castillo.
LEÑA Y ESTÉTICA

ROSADO. El “Macuelizo” es nativo de la zona intertropical americana, uno de los lugares donde florece es en la residencial Lomas del Guijarro.

Por otra parte, estos árboles no solo son la “cara” estética de la ciudad, también el ICF establece que son utilizados como “leña” por los taladores ilegales.
“Los utilizan como leña, sabemos que es prohibido, la ley forestal y su reglamento sanciona a estas personas, son plantas ornamentales”, advirtió Castillo.
Por su parte, el gerente de Infraestructura de la comuna capitalina, Roberto Zablah, destacó que “es un ciclo natural, los árboles florecen, vienen a contribuir a la situación climática de la ciudad misma, no importa la limpieza que hacen los trabajadores en las calles, por las hojas que caen, Tegucigalpa es nuestra casa”.
BELLAS ESPECIES
VERANO. El significado más evidente del verano son los árboles que florecen en la ciudad, como este en la colonia Florencia Norte en Tegucigalpa.

Una de las especies de árboles floridos que se observan en la capital es el “Macuelizo”, también llamado Tabebuia rosea y de trompeta; es nativo de los bosques tropófilos de la zona intertropical americana y crece hasta 30 metros.
Permanece en zonas muy deforestadas, las personas aprecian sus períodos de floración intensa y la semejanza de su madera a la de los robles.
El de tipo “Cortés” o Tabebuia Ochracea es maderable, nativo de Sudamérica, en la vegetación del Cerrado, Pantanal, en Brasil. Sus flores amarillas claras se producen dos veces al año y cuando pierde sus hojas es muy vistoso.
La “Flor Casco de Vaca”, o Bauhinia Monandra, pertenece al árbol de la familia de las fabáceas, pertenece al género de las Bauhinias y a la especie de Monandra.
ABUNDAN. Los arbustos de color amarillo son los más comunes en diferentes sectores de la capital, como en Lomas del Guijarro, bulevares, y colonias de Comayagüela.

Puede llegar a medir hasta cinco metros de altura y el color de sus flores depende del género al que pertenezcan, pueden ser blancas, moradas y amarillas. Es muy común en Centroamérica.
Estas especies de árboles le dan a la ciudad una peculiar belleza, cuando terminan las últimas semanas invernales de clima seco. (AD)
La flor del Casco de Vaca se observa en la capital y el color depende del género al que pertenezcan.

Por: Aída Duarte
Fotos: Omar Banegas