Expresidente de México donará su pensión

MEXICO (EFE). Felipe Calderón anunció su decisión de donar a la organización de niños con cáncer «Aquí nadie se rinde», con sede en la capital mexicana, la pensión vitalicia a la que tiene derecho por haber sido presidente de México.
«He decidido donar la pensión que me corresponde como presidente de México a la organización ‘Aquí nadie se rinde’ para niños con cáncer», dijo Calderón (2006-2012) en una carta dirigida a la presidenta de esta entidad, Laura Vidales.
Explicó que la pensión de retiro le permite a los exjefes de Estado de México «tomar decisiones muy delicadas con toda libertad sin preocuparse del futuro y, en consecuencia, sin ser vulnerable a los fuertes intereses económicos que existen en el país».
No obstante, «mucha gente la considera injustificada, dada la terrible situación del país y de millones de familias», reconoció.
Sobre su decisión de aceptar la pensión de expresidente, Calderón explicó: «Nunca robé, ni tenía otro ingreso distinto al de servidor público y la necesitaba».
Añadió que actualmente tiene la oportunidad de dar conferencias y de desarrollar otras actividades, y confío en que ella le permita sostener a su familia.
Como expresidente, Calderón tiene derecho a una pensión vitalicia de unos 205,000 pesos mensuales (unos 10,265 dólares).
Los exmandatarios Carlos Salinas de Gortari (1988-1994) y Ernesto Zedillo (1994-2000), ambos del gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI), renunciaron a recibir esta pensión.
En tanto, los exgobernantes Vicente Fox (2000-2006), quien ganó la Presidencia de la mano del conservador Partido Acción Nacional (PAN) como Calderón, y Luis Echeverría (1970-1976), del PRI, sí la reciben.