Gabriela Núñez promete acabar con política de represión fiscal

Acabar con la política de represión fiscal, parar la devaluación, eliminar el 1.5 por ciento de impuesto sobre las ganancias netas a las empresas y la Tasa de Seguridad, prometió este lunes la precandidata presidencial, Gabriela Núñez.
Lo anterior, como medida para generar crecimiento económico y generación masiva de empleos, que tanto requiere la población y de manera particular los jóvenes.
Núñez detalló que su propuesta sin lugar a dudas requiere del compromiso real y sincero del sector empresarial para generar empleo masivo, lo que no ha podido lograr este gobierno.
Si además de acabar con la política de represión, de la Dirección Ejecutiva de Ingresos (DEI), al sector privado, está la eliminación el 1.5 por ciento de impuesto sobre ganancias netas, más el tributo de la Tasa de Seguridad, solo ahí tendrán cinco mil millones de lempiras en circulante para generar empleo, precisó la precandidata presidencial liberal del movimiento Nuevo Liberalismo.
“Y eso que lo sepan los empresarios, porque mi gobierno “será amigable”, es decir que todo lo vamos a consensuar y socializar”.
Resaltó que propone eliminar la Tasa de Seguridad, “porque la población ya no tiene capacidad de ahorro y porque está altamente endeudada y por eso “ya nos mas imposiciones”.
“Porque este gobierno fracasó en su política de generar empleos, porque generar 30 o 40 mil empleos anuales no es la solución y por ello hay que generar confianza para que haya inversión”.
Agregó que la situación económica de las familias hondureñas es dramática, al grado tal que ya ni les fían en las pulperías, porque no tienen ingresos ni capacidad de pago, porque están altamente endeudas.
NO ESTÁ CAMBIANDO
“Así que no es cierto que Honduras está cambiando, porque para empezar, vive de una economía acosada que se le ofrece cárcel y por eso estamos en una propuesta amigable, en donde las alcaldías tengan recursos, tiempo y forma para que cumplan con sus proyectos comunitarios”, cuestionó.
“Y como si la economía acosada fuera poco, también está la extorsión, la cual ya es un impuesto más y eso castiga a los negocios para que generen más empleos, que tanto demandan y urgen, que quieren trabajo sin exclusión ni estigmatización”.
Insistió que “la confianza” es la clave, porque es un elemento de mucho peso en una inversión, la que dicho sea de paso, mucha de ella está paralizada, porque quieren saber cómo quedará el país después de los comicios.
En relación a los altos costos de energía, expuso que también es otra carga impositiva que paraliza la inversión y que por consiguiente la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE), tiene que buscar soluciones, porque el pueblo ya no soporta y por tanto no tiene por qué pagar las ineficiencias de un organismo como la estatal eléctrica.
MÁS JUNTOS
Núñez también resaltó el nuevo escenario del Partido Liberal, el cual es sumamente distinto al del año 2012, porque ahora el liberalismo ha vuelto a ser lo que fue y por eso es bueno que haya ahora cinco movimientos compitiendo por la candidatura presidencial.
“Así que hoy por hoy en el Partido Liberal estamos más juntos que distantes y después del año 2012, el liberalismo nos ha enviado un mensaje de inclusión, de apertura y de cambio.
Aseguró que las encuestas hoy por hoy posicionan a su corriente Nuevo Liberalismo en el primer lugar y como el movimiento que más crece, “así que si gano estoy segura del apoyo de mis adversarios internos y lo haré sino tengo el respaldo”.
También para llamar la atención de los problemas de salud de la mujer hondureña, en el Congreso Nacional, presentó lo del feriado para la mujer en su periodo menstrual, pero que ya lo retiró de la Cámara Legislativa.
“Pero hay que socializar más el tema que ya fue retirado y debo decir que así será mi gobierno, socializador, porque el concepto de pobreza no solo es carencia de recursos, sino carencia de valores de capacidad y de libertades”.
De igual forma, dijo estar de acuerdo en que se promueva en las escuelas y colegios las “guías de Educación Sexual”, porque aquí todos los sectores “debemos estar involucrados, incluyendo la iglesia y recalcando que el origen de la educación está en la familia”.