Latinos piden a Trump más hechos y menos palabras

CHICAGO (EE UU) (EFE). Activistas y grupos defensores de los inmigrantes reclamaron hoy acciones concretas e inmediatas al presidente de EE UU, Donald Trump, sobre la reforma migratoria que mencionó el martes en su primer discurso ante el Congreso, pues hasta ahora solo ha generado temor con sus medidas ejecutivas.
Jorge Mario Cabrera, de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Ángeles (Chirla), declaró a Efe que «las acciones hablan más fuerte que las palabras», y hasta el momento el presidente ha sido «incansable» en su retórica.
En contra, sus únicas acciones, en forma de órdenes ejecutivas y medidas para ampliar y acelerar las deportaciones, levantar el muro fronterizo y el veto a los extranjeros procedentes de varios países musulmanes, han infundido el miedo en las familias inmigrantes.
«Una reforma migratoria no es un juego», advirtió Cabrera, que exigió al presidente que presente lo antes posible su propuesta de regularización de los cerca de 11 millones de indocumentados que se calcula residen en el país.
En opinión de Janet Murguía, presidenta y directora ejecutiva del Concejo Nacional de La Raza (NCLR), Trump «moderó el tono y ahora habla de medidas bipartidistas sobre la inmigración».
Arturo Vargas, director ejecutivo de la Asociación Nacional de Funcionarios Latinos Electos y Nombrados (NALEO, en inglés), reclamó la acción inmediata del presidente y del Congreso para «poner en acción las palabras» de Trump sobre inmigración.
«El discurso del presidente estuvo vacío, completamente divorciado de la realidad y del daño que ha provocado en las comunidades más vulnerables del país», señaló la Unión de Libertades Civiles (ACLU), en un comunicado en el que prometió mantener la defensa en la corte de cualquier abuso de Trump contra inmigrantes y refugiados.
Por su parte, la activista y defensora de los jóvenes indocumentados que llegaron al país de niños, conocidos como «soñadores», Erika Andiola destacó en un mensaje en Twitter que Trump usó en su discurso de anoche la «falsa narrativa del inmigrante bueno y malo» para dividir a las comunidades.
«Trump continúa etiquetando a los inmigrantes como criminales, una acusación tan falsa como cruel», dijo a su vez Frank Sharry, director ejecutivo de America’s Voice.