Concluye novedoso proyecto de capacitación técnica juvenil

Con un total de 3,000 jóvenes capacitados en distintas áreas técnicas cerró este viernes el Proyecto de Fomento a la Formación Profesional no Formal en Honduras (Fopronh) financiado por la Cooperación Alemana (GTZ) a un costo de cuatro millones de euros.
El proyecto lleva cuatro años de funcionar en el país, explicó Hans Auer director de la iniciativa que utiliza una red amplia de instituciones tanto públicas como privadas para llevar conocimientos básicos a población juvenil en situación de vulnerabilidad.
Durante este tiempo, los participantes aprendieron oficios que demanda la sociedad, tal es el taller para reparación de motocicletas que hoy día abundan por las calles de pueblos y ciudades del país, detalló el cooperante.
También, se instruyó a los jóvenes en otras áreas como la reparación de celulares, dado el nivel de cobertura y la proliferación de aparatos de telefonía móvil, lo que garantiza espacio laboral para este tipo de conocimientos, entre otras áreas técnicas.
Auer comentó que el objetivo del proyecto se mantuvo centrado en fortalecer las capacidades técnicas profesionales de los participantes, “porque es un buen camino para que los jóvenes desarrollen su futuro”.
Consistió en un trabajo conjunto con las cámaras de comercio, el Instituto Nacional de Formación Profesional (Infop) entre otras entidades, a lo largo del tramo que va desde Tegucigalpa hasta Puerto Cortés, al sur del país.
La iniciativa se orienta a acercar al empresario con la oferta laboral: “que el joven aprenda algo que las empresas necesitan, es una forma de ganar, ganar, porque el joven consigue trabajo y el empresario obtiene una persona formada en lo que necesita”.
De acuerdo a cifras del Proyecto hasta ahora más de 1,500 jóvenes egresados obtuvieron un empleo, el resto continúa estudiando en los distintos centros de adiestramiento diseminados en las zonas de influencia.
Una de las estrategias es el aprendizaje en grupo, comentó Junior Rodríguez, un muchacho capitalino que sigue preparándose en los talleres del Infop, pero que se siente capaz en desempeñar labores de soldadura eléctrica y acabados en pintura automotriz.
El director del Infop, César Pinto mencionó que el Proyecto deja una experiencia valiosa al país, ya que permitirá ampliarlo a futuro, pues uno de los puntos fuertes es el trabajo mancomunado entre distintos actores sociales. “Estamos muy agradecidos como gobierno, en virtud que nos colaboran para que la formación que brindamos sea mejor”, puntualizó.