CMH: “Desacreditan los hospitales públicos”

La presidenta del Colegio Médico de Honduras (CMH), Suyapa Figueroa, cuestionó que la salud se le ceda a otras instituciones que al final terminan haciendo cobros a los pacientes para cubrir las necesidades presupuestarias.
“El gobierno está teniendo la desobligación de brindar y garantizar la prestación de servicios de salud a nivel nacional, cediendo los hospitales a organizaciones no gubernamentales u otras instituciones que no son directamente el gobierno”, señaló, en relación al alza a cobros por fármacos y exámenes en el Hospital Escuela Universitario (HEU).
Ese mecanismo, “hace que muchos de estos centros hospitalarios tengan que hacer cobros para poder dar repuestas a las necesidades que tienen para cubrir el déficit presupuestario”, dijo Figueroa, en declaraciones a la radio HRN.
Reiteró que, “si estas organizaciones no tienen presupuesto, hay que hacer algo, hay que protestar y hay que ir a quien corresponde para que este déficit presupuestario sea cubierto en su totalidad y se garantice lo que la carta magna dice; que el Estado es responsable de garantizar la salud de forma gratuita, porque es un derecho humano inalienable”.
En la actualidad, además del HEU, la Secretaría de Salud ha cedido la responsabilidad de al menos cinco centros asistenciales del país, entre estos el Mario Catarino Rivas y Leonardo Martínez, de San Pedro Sula, así como los hospitales de Gracias a Dios, Intibucá, Roatán y el Hospital del Sur en Choluteca, entre otros de los 28 hospitales del país.
La dirigente de los médicos consideró que de esa manera, “están desacreditando la red pública de servicios de salud para beneficiar a quienes ya sabemos que están ahora avanzando, los hospitales privados”.
“En esos centros no dejan ingresar a la gente, ese es el primer obstáculo que tiene y después le salen con los cobros, y lo que hacen es llevarse a sus pacientes a que se vayan a morir a la casa”, lamentó, para agregar que eso comienza con el Hospital Escuela, pero después será una espiral.
No obstante, las autoridades del HEU han asegurado que quienes no puedan hacer esos pagos, no los harán, ya que para eso hay una Unidad de Trabajo Social donde les hacen un estudio socioeconómico a los pacientes, para exonerarlos de algunos costos y que reciban la atención médica.