Escuadrón Canino, “brazo derecho” en lucha contra el narcotráfico (Video)

Después de 17 años de experiencia en el rastreo de estupefacientes, divisas y armas, el Escuadrón Canino se ha convertido en el “brazo derecho” de la Dirección de Lucha contra el Narcotráfico del Ministerio Público (DLCN/MP) y ahora se prepara para una nueva tarea: la persecución y captura de delincuentes, mareros y hasta funcionarios corruptos.
En el 2016, con la ayuda de perros adiestrados, la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina) logró decomisar 803 kilos de droga, mientras que en lo que va del 2017 ya ha incautado 715 kilos.
El jefe del Escuadrón Canino de la Dirección de Lucha contra el Narcotráfico del Ministerio Público (DLCN/MP), Leonel García, manifestó que contar con ese destacamento para adiestrar perros les ha dado buenos resultados en el combate al narcotráfico y delitos conexos.
“En Honduras, nosotros contamos con el mejor escuadrón”, aseguró, para agregar que ese destacamento canino es el “brazo derecho” de la DLCN, ya que en los operativos que hacen en carreteras, muchas personas llevan droga y dólares en las caletas y los agentes se dan cuenta por el trabajo que hacen los perros.
“La gente que se dedica a estos ilícitos trata de engañar a los agentes investigadores, pero a los perros jamás los van a engañar, porque su olfato les permite detectar que allí va determinada sustancia prohibida”.
Las señales del perro, al detectar los olores para los cuales ha sido preparado, es sentarse a la par de donde está el objeto escondido y eso significa que ya logró su objetivo, a la espera de ser asistido por su agente guía.

Según estudios científicos, un perro tiene 227,000 millones de células olfatorias más que los humanos, y esa cualidad es su “arma”.

TRAS LOS DELINCUENTES

Ante el éxito del escuadrón en la detección de drogas, ahora se preparan para otra difícil misión, la de capturar delincuentes comunes y “de cuello blanco”. Por muy oculto que esté un prófugo de la justicia, por muchas rutas de escape que tengan los mareros y extorsionadores en barrios y colonias, estos serán encontrados por los canes. ¿Cómo lograrán ese objetivo los perros detectives? Según estudios científicos, un perro tiene 227,000 millones de células olfatorias más que los humanos, y esa cualidad será su “arma”.
Datos del Escuadrón Canino del MP indican que los perros entrenados tienen la capacidad de seguir las huellas de un delincuente, aunque se esconda en el mejor refugio, ya sea montaña o residencias. De igual manera, cuando alguien cometa un homicidio y huya de la escena de un crimen, el can dará con el paradero del maleante y de inmediato avisará a su agente guía, a través de alertas específicas.
El Escuadrón Canino cuenta con 19 perros, siete de ellos adiestrados junto a sus guías en escuelas especializadas de Colombia; el resto entrenados en este destacamento.
Hasta la fecha, se ha comprobado que todos tienen la capacidad de detectar olores y drogas como la cocaína, heroína, marihuana y éxtasis. Asimismo olfatean divisas -dólares, euros-, así como armas de fuego.

El Escuadrón Canino cuenta con 19 perros, siete de ellos adiestrados junto a sus guías en escuelas especializadas de Colombia.

EL ADIESTRAMIENTO

El instructor canino de la DLCN/MP, Delvin Pacheco, explicó que a los animales que se les somete a ese tipo de adiestramiento se les llama “perros de guarda y protección”, que también se le conoce como “canes de huellas y olfateo”, que atacan cuando se les da la orden.
“No es tan difícil, a los perros solo hay que enseñarles, también nosotros tendríamos que capacitarnos en ese tipo de tareas”, indicó Pacheco, para agregar que en Honduras ya hay expertos en ese tipo de adiestramiento y que el Escuadrón Canino cuenta con la infraestructura para entrenarlos.
“A ellos se les enseña a percibir huellas cuando se nos escapa un delincuente, es lo que hacen en otros países, que se le pone a oler esa huella y lo sigue a donde sea hasta encontrarlo”, detalló el entrevistado, mientras en el campo del Escuadrón, ubicado en Lepaterique, Francisco Morazán, entrenaban a unos 19 canes, mostrándoles cómo encontrar drogas ocultas en maletas, vehículos, barcos y aviones.
Pacheco comentó que contar con perros de localización y captura sería muy útil cuando hay asesinatos y el atacante se esconde ya sea en una montaña u otro lugar inhóspito, ya que estos lo pueden localizar.
Suponiendo que, “alguien cometió un delito o que un individuo es corrupto y hay una orden de captura y la Policía no lo logra atrapar porque se fue huyendo, los perros con ese tipo entrenamiento lo encuentran donde sea y eso ya se ha comprobado en otros países”.
Un ejemplo que puso el agente, fue el caso del líder de la Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Manuel Marulanda, alias “Tirofijo”, para cuya localización utilizaron a un perro que le siguió la huella hasta encontrarlo en una montaña, en donde un francotirador logró matarlo.

Los agentes caninos son de distintas razas, entre estas la belga malinois, labrador, pastor holandés, entre otras.

LLEGARÍAN A “CASAS LOCAS”

En el caso de mareros, los “policías de cuatro patas” tienen la capacidad de perseguirlos por atajos, llegar hasta “casas locas” y otros refugios o escondites, pudiéndose descubrir quiénes son los que encostalan personas.
Para contar con esta nueva modalidad de capturas, Pacheco apuntó que primero debe crearse una legislación por parte de los congresistas. “Solo es que un diputado interesado por la seguridad del pueblo presente la moción, para contar con esa nueva herramienta”.
Los perros pasarían a ser un bien del Estado, por lo que se requiere crear una base jurídica que exonere de demandas a los agentes guía de los canes, por si acaso estos muerden al delincuente mientras huye.  En muchos países están recomendando el uso de “perros de protección y ataque”, para evitar muerte de policías mientras corren detrás de los malvivientes, por lo que este trabajo de persecución lo hacen directamente los canes y es efectivo. Así se evita que el policía sea ultimado por los maleantes.
Estos mismos detectives caninos estarán capacitados para detectar estupefacientes, divisas y armas, para que hagan varias funciones a la vez, en una sola misión contra el crimen.

Los canes tienen la capacidad de detectar olores y drogas como la cocaína, heroína, marihuana y éxtasis.

AL CAMBIAR OLOR A DROGAS
Narcos intentan confundir a los perros
El subdirector de la Dirección de Lucha contra el Narcotráfico del Ministerio Público (DLCN/MP), Jaime Quintanilla, indicó que cada día están potenciando esa unidad investigativa para contrarrestar las constantes modalidades que utiliza el narcotráfico para hacer ese negocio ilícito.
“La Dirección de Lucha, en el 2014 graduó una promoción de 43 detectives y en el 2016 fueron 66, y de estos fueron seleccionados varios para reforzar el Escuadrón Canino”, explicó el funcionario.
Agregó que la última promoción de perros detectives se fueron a graduar a una escuela especializada de Colombia.
El tema de adiestrar perros con capacidades para detectar drogas es un trabajo constante, ya que los narcotraficantes cada vez están cambiándoles los componentes de fabricación a los estupefacientes, y por ende los olores, para engañar a los perros.
De esa manera, el binomio guía-canino cada día recibe entrenamiento para actualizar y perfeccionar las capacidades de poder encontrar las sustancias, olores que se relacionen con la droga, armas y divisas.