Las ratas de cuatro patas

Por José Israel Navarro Carrasco
Coronel de Aviación ®

No voy a escribir sobre esas ratas de dos patas como lo que menciona la señora Paquita del Barrio, que pululan por todas partes del mundo y no digamos aquí en Honduras que nos dan mal imagen de corrupción, narcotraficantes, mareros, los del crimen organizado, extorsionadores o cobradores del impuesto de guerra, que por obtener un emulo pírrico hasta millonarias cantidades, amenazan a los colegios de primera y segunda enseñanza los cuales se ven obligados a cerrar y no dar más el pan del saber, esos son los tipos de ratas que con ahínco el gobierno los está combatiendo, pero imposible de erradicar si no colabora la población.
Vamos a escribir de las ratas de cuatro patas que proliferan en los basureros, desperdicios de comida, alcantarillas u otros lugares de inmundicia, recientemente vimos en la TV con mucho horror e incredulidad la proliferación de estos roedores que le han quitado el miedo a los seres humanos que hasta encima de ellos deambulan.
Pude ver y escuchar la crítica del conductor del programa “Frente a Frente” sobre el video que se pasó en Canal Cinco muy de mañana, crítica que desde mi punto de vista es destructiva, ya que lo consideré muy parcial, como si el gobierno tuviera la culpa completamente, se le olvidó que también somos culpables los que deambulamos botando desperdicios en la calle, los que tenemos negocios que carecemos de una costumbre de limpieza, recalca que somos un país pobre, pero considero que en nuestros hogares nos deben de enseñar que si somos pobres, que vivamos en decencia y limpieza, mi madre que fue maestra me enseñó que podíamos ser pobre, pero que nuestras ropas deben estar limpias y bien zurcidas sin signos de rotura.
Es impactante el video y considero que todos tenemos la culpa desde el gobierno que a través de la Unidad de Vectores del Ministerio de Sanidad se haga una inspección rutinaria a los hospitales tanto gubernamentales como a los privados, lo mismo deberían efectuar inspecciones la Vocalía del Distrito, también la Unidad del Medio Ambiente, la Universidad (UNAH) ya que ellos son los administradores, y sobre todo la concientización del ser humano, se debe de aplicar la ley como dice nuestro Presidente caiga quien caiga, hacer lo que se debe de hacer, ya dio el ejemplo él, por qué no lo seguimos o es que esperamos que todo lo haga el gobierno, no es cuestión de pobreza, es más que todo desidia ya que esperamos que el gobierno haga todo o el vecino.
Nos hemos dedicado solo a velar por lo que abarca el entorno de nuestra sombra o quizás un poco menos, convirtiéndonos en egoístas, si quieres de verdad contribuir con el gobierno a cambiar Honduras, haz tu parte, contribuye de algún modo como ser: respeta las filas, se puntual, desde el burócrata hasta el ciudadano común, no inventemos chismes, hagamos bien nuestro trabajo, no gastemos el agua, digamos por favor y gracias, no tiremos la basura en la calle, disfrutemos el deporte como tal, respetemos la opinión ajena, respetemos el peatón, al pasajero, estacionemos en el lugar adecuado para subir y bajar pasajeros, las famosas cebras, seamos tolerables etc., si ponemos en práctica todo lo anterior, podremos formar y dar una crítica constructiva y señalar lo malo que hace el gobierno y su posible solución, no todos tenemos la razón ni siempre, la misma dirección del hospital debería tomar las acciones pertinentes al caso, los que comercializan alrededor del Hospital Escuela, Tránsito debería mejorar la circulación en esa calle, ya que es un problema pasar porque el mismo transporte público se pelan los pasajeros y hacen tremendas colas vehiculares, ahora preguntémonos ¿ya hicimos la parte que nos corresponde?
Les apuesto que el señor Presidente en estos instantes ya está tomando acción al respecto y ordenará a quien corresponda una limpieza total y un control de vectores al respecto, tal como los que está efectuando con las ratas de dos patas lo hará con las ratas de cuatro patas.
Los pueblos también deben de cooperar con su gobernante, no solo dándole el voto sino con su presencia voluntaria al trabajo comunitario.
[email protected]