Exgeneral Noriega en coma inducido

PANAMA (EFE). El exgeneral panameño Manuel Antonio Noriega, de 83 años, permanece en estado crítico y en coma inducido luego de las dos operaciones de cerebro a las que fue sometido el martes, dijeron a Efe fuentes cercanas al exmilitar.
Noriega ya no presenta la hemorragia cerebral que obligó el martes a someterlo a una segunda operación en menos de 8 horas, pero está sedado porque su situación sigue siendo crítica, según el parte médico dado este miércoles a sus familiares.
El exmilitar está desde el martes en la sala de cuidados intensivos del estatal Hospital Santo Tomás (HST), en la capital panameña.
Ezra Ángel, abogado de Noriega y que ha estado al tanto de su situación, explicó este miércoles a Efe que los médicos han dicho que el coma inducido se puede mantener unos cinco días, «pero que eso puede variar de acuerdo con su recobro».
Noriega fue intervenido en una primera ocasión la mañana del martes para extirparle un tumor cerebral benigno, una intervención tildada ayer mismo por Ángel como exitosa, pero una hemorragia posterior obligó a la segunda operación, que controló el sangrado.
Una tomografía computarizada de la cabeza realizada esta mañana axgeneral determinó «que no ha habido nuevo sangrado hasta ahora», pero Noriega continúa «en un estado crítico», resaltó Ángel.
El otrora «hombre fuerte» de Panamá entre 1983 y 1989, designado jefe de gobierno a escasos cuatro días de su derrocamiento por las tropas estadounidenses, sufre una descompensación de su presión arterial, por lo que los especialistas lo estarán monitoreando y le practicarán una tomografía computarizada de la cabeza diariamente.
Diversos medios acuden desde ayer a las afueras del Santo Tomás, adonde también han llegado las tres hijas de Noriega, Sandra, Lorena y Thays, quienes pidieron reserva a la dirección del hospital sobre la situación clínica de su padre.