Triste último adiós de empleados forenses a cuerpos sin reclamar

Con el triste rezo de personal forense fueron depositados los cuerpos de 28 personas que nunca fueron reclamados en la morgue capitalina, en unos nichos construidos para tal efecto, en un sector de la aldea Río Hondo, ubicada al noroeste de la capital.
El masivo sepelio se llevó a cabo a las 7:00 de la mañana y se trata de la primera ceremonia fúnebre de la Dirección General de Medicina Forense del año.
Entre los cadáveres se encontraban los de siete personas plenamente identificadas y que nunca fueron reclamados por parientes: Julio Omar Fonseca, Neptalí Herrera Chacón, Denis Adolfo López Padilla, Bertha Lidia Castañeda, Luis García, Francisco Orellana y Fredy Alberto Gutiérrez.
Otros 14 cuerpos nunca fueron identificados porque familiares no se presentaron a las oficinas forenses, para reclamarlos y darles cristiana sepultura. Los demás siete cuerpos son de recién nacidos y fetos, subrayó la portavoz de la Dirección General de Medicina Forense, Issa Alvarado.