Violador de “ley seca” mata amigo de un tiro

Un hombre que se encontraba infringiendo la “ley seca” murió al recibir un balazo en la cabeza a mano de un compañero de “chupa”, al interior de una cantina clandestina, ubicada en la aldea Villa Santa, cerca de Danlí, El Paraíso.
La víctima era el labrador Jonathan Oquelí Flores Reyes (20), residente de esa misma zona.
Según testigos, el sábado pasado Flores Reyes departía bebidas embriagantes con otros amigos al interior de una cantina disfrazada de pulpería.
Supuestamente, varios amigos ya se encontraban en estado de ebriedad, cuando a uno de ellos se le ocurrió disparar contra una puerta, sin imaginarse que al otro lado estaba Jonathan Oquelí.
Una de las balas impactó en el costado derecho de la víctima, matándolo al instante.
Al ver la tragedia, el pistolero decidió entregarse a las autoridades policiales correspondientes, alegando que había disparado el arma de manera accidental.
hoy las autoridades hacían las averiguaciones del caso, mientras los parientes de Flores Reyes reclamaban los restos en la morgue capitalina, para llevarlo a Villa Santa.