Cachurecos monitorearon sus votantes en todo el país

El Partido Nacional, bajo la misión de demostrar su pujanza en el proceso electoral primario, se aseguró de darles todas las facilidades a sus correligionarios para que llegaran a los centros de votación, desplazando a sus colaboradores en todo el país, quienes fueron monitoreados desde un búnker informático instalado en un hotel capitalino.
El coordinador del Centro de Prensa del Partido Nacional, Arnoldo Avilés, precisó que desde temprano comenzaron a monitorear los centros de votación y el traslado de los votantes, mediante una gran organización, para tener un claro control de cómo estaba llegando la gente a votar.
También podían verificar si los coordinadores de zona realizaban su trabajo a través de un sistema 5/20, con el que se aseguraban que las personas fueran a votar por el partido de la “estrella solitaria”.
“Nuestra meta es sobrepasar el millón de votos, recordemos que en las elecciones pasadas el Partido Nacional, sacó 987 mil votos y nuestra meta es sobrepasarlos, porque como dice nuestro Presidente, estas elecciones la ganaremos en el primer tiempo”, afirmó Avilés.
El monitoreo se hizo a nivel nacional, viendo las movilizaciones por cada uno de los departamentos, ya que solo en Francisco Morazán, a las 9:00 de la mañana, ya habían contabilizado más de 17,000 votantes.

Los coordinadores nacionalistas recibían a los votantes y les explicaban, cómo votar.

Cuando el sistema marcaba que la cantidad de votación en un sector no iba de acuerdo a las metas establecidas, desde un “call center” se llamaba a los organizadores para que comenzaran a desplazar con más agilidad a los votantes.
“En las filas nacionalistas había algarabía y mucha gente votando, mientras que las de otros partidos estaban vacías, eso demuestra la organización y pujanza de nuestro partido y que la gente quiere que lo bueno continúe”, refirió.
Los nacionalistas también llevaron su propio conteo, haciendo cierres de medición de votación a las 10:00 de la mañana, a las 3:00 y 5:00 de la tarde, cuando se cerró el proceso electoral primario. (YB)