Descartan devaluación acelerada de la moneda

El gabinete económico hondureño descartó este miércoles, que el lempira se dirija hacia un proceso de devaluación acelerado, al abordar las especulaciones recientes que señalan un deslizamiento mayor al cinco por ciento del que experimentó la moneda el 2016.
Esta semana economistas alertaron que el Fondo Monetario Internacional (FMI) estaría pidiendo devaluar a mayor velocidad, como parte de los compromisos explícitos en el Acuerdo Stand By, mientras el lempira desde febrero empezó a reevaluarse con la entrada de 700 millones de dólares en bonos soberanos.
Argumentaron a la vez, que hace más de 30 días empezó a funcionar el mercado interbancario, al retener la banca un 10 por ciento de los dólares que entran a la economía hondureña, medida cambiaria esperada por el FMI para solicitar más depreciación de la moneda.
En ese sentido, el coordinador del gabinete económico, Wilfredo Cerrato, pidió espacio a los medios de comunicación “para aclarar este tipo de especulaciones”, asimismo, que “mientras el Acuerdo con el Fondo Monetario Internacional beneficie al pueblo hondureño, lo vamos a sostener”.
“El día que no, al siguiente día nos damos la mano y les decimos gracias hasta acá. Por el momento, nosotros vemos que nos beneficia, no porque ellos vinieron a decirnos lo que había que hacer, sino porque nos han acompañado en el camino y nos trae beneficios”.
INGRESO DE DIVISAS
“No se ha hablado de esa devaluación”, expresó, al recordar que el tipo de cambio lo determinan elementos como la depreciación de las monedas de los principales socios comerciales.
Igualmente, por el ingreso de divisas que mantienen en 4.5 meses el nivel de reservas en moneda extranjera, o por el comportamiento de los indicadores inflacionarios de los socios, entre otros factores.
Según el entrevistado, el primer trimestre del año es la mejor época del año en ingreso de divisas, porque en este tiempo sale la producción de frutas, café o caña de azúcar, que vienen a fortalecer las reservas en dólares.
Desde febrero se viene anunciando la llegada del FMI a aplicar la quinta y última revisión al programa económico; hasta ahora no hay fecha precisa para el arribo de la misión del organismo. “Tentativamente está marzo, pero ha sido un poco complicado por las elecciones internas y también porque está cerca Semana Santa, pero vamos a confirmar”.
Agregó que existe un trabajo adelantado con unas comisiones, el organismo que trabaja en el tema de captación de impuestos aduaneros y rentas internas, antes de culminar una fecha para el último examen.
Desde el 2011, cuando se reactivó la banda cambiaria, el lempira ha perdido más del 20 por ciento frente al patrón dólar; el año pasado se devaluó 5.17 por ciento, producto de un esquema de deslizamiento paulatino de la moneda.
El Banco Central de Honduras (BCH) indicó recientemente que de mantenerse inalterables las condiciones económicas internas y externas, probablemente se repita el porcentaje de depreciación del año pasado.