Médico de Danlí desvirtúa denuncias en su contra

El director del centro de salud de la colonia Nueva Esperanza en Danlí, El Paraíso, Marvin Ordóñez, resultó sin responsabilidad de diferentes anomalías, acusaciones hechas por la expresidenta del patronato.
Mientras que en las conclusiones realizadas por la Secretaría de Salud, se ordenó hacer una auditoría especial a la Región Departamental 7, según se detalla.
La mañana del 30 de enero del 2017 amaneció militarizado el centro de salud de la colonia Nueva Esperanza de Danlí, hasta ese momento solo se conocía una serie de denuncias de la señora Sonia Padilla, expresidenta del patronato y exadministradora del centro.
La denuncia fue acompañada de 100 firmas de vecinos de la colonia y de inmediato se inició una auditoría y audiencia de descargo al galeno.
Las primeras pruebas en derechos humanos a favor de Ordóñez ha sido un listado de 3,075 firmas con testimonios donde se asegura que la primera nómina fue falsificada y que nunca ha existido maltrato a pacientes, sino desarrollo para la colonia a partir de la llegada de médico, por lo que los Derechos Humanos declararon sin lugar las denuncias.
El doctor Ordóñez pidió realizar las declaraciones correspondientes hasta haber finalizado los procesos de investigación que hoy están en su poder.
“Con respecto a los supuestos cobros indebidos es conocido que el costo de 20 lempiras fue acordado por el Comité de Salud y reconocido por la jefa regional y quedó en punto de acta, lo que nosotros hacemos fue conseguir donaciones para aumentar el control prenatal en el centro y no cobrar a pacientes atendidos por programas especiales”, explicó.
“Yo llegué el 22 de febrero del 2015 y en este momento se atendían 36 pacientes al día, hoy logramos atender de 100 a 150 pacientes al día, tenemos muchos exentos. Con el fondo de la alcaldía que dicen que lo malverse; en la alcaldía había un remanente de 75 mil lempiras y fui con ella misma a solicitarlo en material, queda una nota de la alcaldía que confirma la entrega y construcción de una pieza, puerta y ventana en el centro de salud y aún queda algo de dinero que no ha sido retirado”, puntualizó.