“Visión CERO”, un programa diseñado para la protección a los peatones

Por: José Antonio Pereira Ortega
Coronel ® [email protected]
No es un secreto que nuestra capital sufre un crecimiento desordenado en cuanto a sobre población y el caos vial, producto de la falta de planificación adecuada y porque ha prevalecido el populismo y la corrupción en las autoridades municipales por años han permitido el desorden por acción o por omisión (Haz obra que te sobra).
Para el caso es necesario mencionar lo importante de recomponer la deficiencia en la estructura y el proceso vial que entorpece el tránsito vehicular y peatonal en Tegucigalpa y Comayagüela, hecho que además de tedioso, aumenta los costos de combustibles y se torna inseguro para vehículos y peatones, pero debe tomarse en cuenta enmendar y tomar medidas para tener una ciudad bonita, amigable y sobre todo segura.
A nivel mundial hay preocupación por la alta incidencia de muertes y discapacitados producto de accidentes de tránsito, lo que ha obligado a que en muchas ciudades de Europa y los Estados Unidos de América se hayan tomado medidas como la implementación del programa “Visión CERO”, contentivo de planes y acciones que se resume en construir mejores y seguras ciudades para los peatones, es decir vías modernas pero con alta seguridad para los que circulan a pie. Por ejemplo; en el estado de Illinois, se ha puesto en marcha al menos en 18 ciudades con alta densidad poblacional como Chicago, que inició este ambicioso programa en 2012.
Visión CERO agrupa y coordina a todos los actores del sistema vial que frecuentemente entran en conflicto, es decir a los conductores de autos (sean vehículos particulares, del transporte público y de carga), los  motociclistas y los peatones, considerados el eslabón más débil en la siniestralidad vial, supuestamente sujetos al imperio de las autoridades de Tránsito que regulan sus conflictos, agravados porque nadie quiere hacerse responsable de haber provocado el accidente y terminar siempre culpando a los individuos y no al sistema vial como causal del accidente.
En nuestro caso, encontramos que los accidentes de tránsito son la segunda causal de muertes y los que más  sufren son los peatones, proclives a los accidentes al exhibir conductas erráticas y a veces torpes convirtiéndose en víctimas de su temeridad o imprudencia que no superan la manera irrespetuosa y hostil de los conductores de vehículos que circulan ignorando las reglas de protección al peatón, agregando además que a los problemas inherentes a la imprudencia y torpezas del peatón y de los conductores, tenemos la falta de previsión de las autoridades municipales y de la Comisión Vial, que adoptan conductas de cero visión en esta problemática.
No desconocemos que hay errores o malos hábitos de los peatones, también conocemos que los peligros se han multiplicado con las acciones de algunos agentes de Tránsito y de los facilitadores de vialidad de la Alcaldía, que sin medir los inconvenientes, detienen intempestivamente a los vehículos para dar paso a peatones, muchas veces con el semáforo en verde y los pasan por cualquier sitio, en vez de usar las líneas de seguridad para peatones (muy escasas por cierto).
Bueno en lo que a mí respecta y sabiendo que no puedo corregir a la municipalidad ni al sistema, sí quiero contribuir presentando a continuación 10 consejos útiles para que caminar por las calles de la ciudad no constituya un riesgo mayor:
1. Los peatones deben caminar por las sendas y aceras, nunca por las calles, y menos si es de noche.
2. De existir una senda peatonal (zona pintada en blanco), siempre se debe cruzar por ella. De no existir demarcación, el lugar apropiado para el cruce es en la esquina. Nunca a mitad de cuadra.
3. No arriesgue al cruzar si el semáforo está en verde para los vehículos.
4. No hay que iniciar el cruce si hay vehículos atascados en la intersección, por más que el semáforo peatonal lo indique, ya que estos pueden arrancar en cualquier momento.
5. Al cruzar una avenida, hay que hacerlo con el tiempo necesario: quedarse parado en el medio es muy peligroso.
6. Al cruzar una vía hay que mirar hacia ambos lados. Si un vehículo acaba de pasar, hay que asegurarse de que no viene uno del otro lado. Especial cuidado al bajar de buses.
7. Es recomendable que discapacitados, personas mayores y niños estén acompañados de un adulto. Además, los menores de 10 años deben cruzar la calle tomados de la mano de su acompañante.
8. Nunca salga de manera intempestiva de entre dos vehículos estacionados para cruzar la calle.
 9. Si se puncha y debe cambiar llanta, hay que mantenerse fuera de la calle y señalizar el accidente para avisar a los demás automovilistas. Nunca cambiar una llanta en dirección al flujo vehicular. Trate de buscar  un lugar seguro para cambiarla.
10. Al circular de noche como peatón, lleve una linterna y material reflectante (chaleco, brazaletes, zapatillas, etcétera). Igual al circular como ciclista, no se olvide de llevar un foco delantero, un piloto trasero reflectante en las ruedas y un brazalete o chaleco reflectivo, sin olvidar el casco.
A las autoridades les aconsejo que podemos tener ciudades bonitas y funcionales, pero hay que darles la debida seguridad a los peatones, vale la pena abandonar la visión borrosa y adoptar la Visión CERO como programa de seguridad vial.