Trump promete resistir

El gobierno estadounidense de Donald Trump intentó el sábado proyectar una imagen de fortaleza tras el fracaso de su reforma sanitaria, garantizando aprobar una nueva ley y centrándose en otras promesas de campaña.
El presidente de Estados Unidos recurrió de nuevo a Twitter para denunciar el sistema de seguros de salud implementado por Barack Obama y repudiado por los republicanos.
«Obamacare explotará y nosotros nos uniremos para construir juntos un gran plan de salud para el pueblo. !No se preocupen!», escribió en la red social.
El mandatario pasó gran parte de la jornada en su club de golf de Virginia, cerca de Washington, donde debía mantener varias reuniones según equipo, que no precisó con quien.
Ante este silencio, solo roto por el mensaje en las redes sociales, el vicepresidente Mike Pence fue el encargado de transmitir a la clase política y al conjunto de los ciudadanos una imagen de confianza.
La retirada del proyecto de ley «es una victoria del statu quo en Washington (…) pero os prometo que esta victoria no durará mucho», declaró. «Los estadounidenses quieren el fin de Obamacare», aseguró.
«Los habéis visto, el 100% de los demócratas de la Cámara (de Representantes), todos, y un grupo de republicanos bloquearon la medida», se quejó. AFP.