Unos 4,500 empleos directos genera el Corredor del Pacífico

El sueño de miles de sureños de contar con una carretera en óptimas condiciones pronto será una realidad, ya que se estipula que para finales de este año estén finalizados los tramos, detalló la viceministra de Obras Públicas de la Secretaría de Infraestructura y Servicios Públicos (Insep), Ana Julia García.
Además solicitó paciencia a la población que transita por esta carretera, ya que “hay alrededor de 7 empresas que están trabajando y cada una tiene 3 frentes de trabajo, entonces es bastante la cantidad de personas y de máquinas laborando, pero sé que este sacrificio valdrá la pena ya que tenemos pensado que este proyecto finalice a finales de este año”, explicó.
Los trabajos se ejecutan a lo largo del corredor, los cuales presentan avances significativos en las obras de construcción, ampliación y rehabilitación divididas en tres trayectos que son Tegucigalpa-Jícaro Galán, Jícaro Galán- aduana de El Amatillo y Jícaro Galán-Choluteca.
García mencionó que los primeros trabajos ejecutados se iniciaron en el sector de Germania hasta Cerro de Hula y de La venta al sector de Jícaro Galán, donde se ampliaron los hombros en ambos lados y el material asfáltico existente se utilizó para estabilizar los suelos, para después aplicar mezclas asfálticas e hidráulicas en 90 kilómetros que comprende este recorrido.
“Solo de Jícaro Galán a El Amatillo, existen dos empresas trabajando en el alcantarillado, ampliación de hombros y trabajos de terracería en los 41.32 kilómetros que mide este tramo y se espera que a finales de enero se finalicen las instalaciones al 100 por ciento del sistema de drenaje en ambos tramos”, apuntó la funcionaria.
Al referirse al sector de la cuesta de “La Moramulca”, dijo que debido a su peligrosidad y para evitar accidentes automovilísticos esta será ampliada a tres carriles para agilizar la circulación de vehículos en 15 kilómetros de longitud al subir la misma, igualmente mencionó que la ejecución de este proyecto es parte del Programa de Integración Vial Regional, financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y se implementa a través de INVEST–Honduras.
Con proyectos de esta magnitud, el gobierno de Honduras a través de Insep, busca mejorar la infraestructura vial del país y cumplir la visión que tiene el Presidente Hernández de convertir a Honduras en el Centro Logístico de la región.