Resolución del BCH: Entra en vigencia nueva regulación contra lavado de capitales

A partir del sábado los bancos hondureños deberán reportar al ente regulador, los depósitos del público mayores a 4 mil dólares o su equivalente en moneda nacional (alrededor de 94 mil lempiras), al entrar una nueva disposición en contra del blanqueo de capitales provenientes del crimen organizado en Honduras.
Esta disposición se deriva de una resolución del 2016 emitida por el Banco Central de Honduras (BCH) mediante la cual se deberá documentar el origen de los fondos depositados y que antes tenían un techo de 10 mil dólares.
La medida regula a las 15 instituciones del sistema financiero del país, adscritas a la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS), entidad que trabaja conjuntamente con el BCH para reducir el lavado de activos del narcotráfico.
La puesta marcha de esta nueva determinación estaba prevista para entrar en los primeros días del año, pero se postergó para darle tiempo a los bancos y que acondicionarán sus sistemas informáticos para tal fin.
El presidente del BCH, Manuel de Jesús Bautista, expresó ayer que “el sistema financiero ya está listo para ello. Si los depósitos son de 4 mil dólares o más, se debe indicar cuál es la procedencia de estos recursos”.
Es decir, que desde ahora las personas naturales o jurídicas deberán explicarle al banco receptor, el origen de los fondos depositados que sean iguales o mayores a 4 mil dólares o el equivalente en lempiras.
Bautista reiteró que el objetivo es conocer la procedencia de los recursos que capta a la banca nacional, en cumplimiento a los cambios realizados a la Ley Contra el Lavado de Activos. (JB)