Capturan a supuestos autores de la masacre en los billares Lino

Elementos de la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC) y la Tropa Integral Gubernamental de Respuesta Especial de Seguridad (TIGRES), capturaron a supuestos responsables de la masacre en la colonia 1 de Diciembre, informó el Ministerio Público.

Las detenciones se realizaron en el marco de la operación “Tormenta de Fuego IV”, el Ministerio Público, a través de la Fiscalía Especial de Delitos Contra la Vida (FEDCV) y Agencia Técnica de Investigación Criminal ejecutaron 12 allanamientos, en la colonia Divanna, de Comayagüela, con el objetivo de ejecutar una serie de órdenes de captura en contra de los supuestos responsables de la masacre ocurrida el pasado 5 de marzo de 2016, al interior de los billares Lino 2, en la citada colonia de Comayagüela.

Investigaciones de agentes asignados al Departamento de Delitos Contra la Vida de la ATIC, indican que el día de la masacre varios hombres armados y vestidos con indumentaria de la extinta Dirección Nacional de Investigación Criminal (DNIC) ingresaron al billar y con armas de grueso calibre acribillaron a trece personas.

De acuerdo a la investigación los supuestos asesinos pertenecen a la estructura criminal denominada Mara 18.

Hasta el momento, agentes asignados al Departamento de Operaciones Especiales, Apoyo Estratégico y Comunicaciones de la ATIC, han efectuado la captura de tres miembros de la 18, entre ellos: Nelson Daniel Rodríguez Lagos alias “Bat”, Diego Francisco Flores Torres alias “Pacha” y Lisseth Guadalupe Méndez Sierra alias “Lupe”, todos acusados por la FEDCV por los delitos de Asesinato y Asociación Ilícita.

Técnicos en Procesamiento de Escena del Crimen inspeccionan las viviendas donde se desarrollan los allanamientos en busca de indicios relacionados al caso y que servirán como soporte de la investigación.

Elementos de la Tropa de Inteligencia y Grupo de Respuesta Especial de Seguridad (TIGRES) acompañan la operación y una vez que concluyan los allanamientos los detenidos serán puestos a la orden de un Juez con Competencia Territorial Nacional para que respondan por los delitos que se les imputa.