Casi definidas las alianzas para las elecciones generales

La dirigencia partidaria se apresta a sellar una alianza que reducirá a dos o tres fuerzas los 10 institutos políticos legalmente inscritos de cara a las elecciones generales de noviembre.

Si las negociaciones prosperan como han venido pregonando los dirigentes, los comicios de noviembre serán inéditos en la historia política hondureña, que al menos en los últimos 40 años no ha visto una alianza partidaria.

De acuerdo a las pláticas de los dirigentes, la alianza será únicamente en el nivel presidencial aunque la reforma del Congreso a la Ley Electoral, en febrero pasado, permite lo mismo en las diputaciones y alcaldías.

Una vez conformadas, la primera fuerza política estaría integrada por el Partido Nacional, Democracia Cristiana (DC), Unificación Democrática (UD), el Frente Amplio, y probablemente Vamos, el último partido creado.

Este bloque político sería liderado por el Presidente Juan Orlando Hernández, quien se postula para la reelección por el Partido Nacional.

Al respecto, Marvin Ponce y Lucas Aguilera, directivos de UD y la DC, respectivamente, lo mismo que el Frente Amplio, confirmaron la decisión de adherirse al partido de gobierno, cuyos líderes han dado la bienvenida a sus nuevos aliados.

Está por confirmarse la alianza a este mismo bloque del partido Vamos, presidido por el actual vicepresidente de la Cámara Legislativa, Augusto Cruz Asensio, otrora líder de la DC, y cuya dirigencia está convocando para el 13 de mayo para tomar la decisión.

Este instituto político es apoyado por unos ocho diputados que renunciaron al Partido Libertad y Refundación (Libre) y que en la futura campaña pedirán el voto para ellos y para el Presidente Hernández.

PAC, LIBRE, PINU

Una segunda fuerza aglutinará precisamente a Libre, el Partido Anticorrupción (PAC) y el Partido Innovación y Unidad (PINU), cuya dirigencia ratificó el pacto en la asamblea general de este último instituto político, el pasado sábado.

Aquí está por definirse quién encabezará la candidatura presidencial ya que ninguno de los líderes quiere ceder a pesar que el período de inscripción de las alianzas vence el próximo 25 de mayo ante el Tribunal Supremo Electoral.

La candidatura podría recaer en Salvador Nasralla del PAC o Xiomara Castro de Libre aunque no se descarta que la diputada Doris Gutiérrez asuma en representación del PINU.

Una tercera fuerza política podría darse entre los dos institutos restantes; el Partido Liberal y la Alianza Patriótica, pero sus dirigentes aún no toman la decisión. Los liberales definirán en la asamblea del próximo 28 de mayo si se mantienen en solitario para las elecciones mientras que el líder de la Alianza Patriótica, el general retirado, Romeo Vásquez, ha insinuado en el pasado reciente su afinidad por el Partido Liberal.