Clinton perdió por Rusia, WikiLeaks y FBI

Hillary Clinton afirmó el martes que habría sido elegida presidenta de Estados Unidos de no haber sido por la intervención, en las últimas semanas de la campaña, de WikiLeaks, Rusia y el director del FBI, James Comey.

«Estaba en el camino de la victoria hasta que la carta de Jim Comey del 28 de octubre y el WikiLeaks ruso crearon dudas en la cabeza de gente que se inclinaba en favor mío y que terminó teniendo miedo», declaró la excandidata demócrata a la Casa Blanca en Nueva York al ser entrevistada por una periodista durante una actividad de la ONG Women for Women International.

«Si la elección hubiera tenido lugar el 27 de octubre, yo hubiera sido presidenta», dijo.

El 7 de octubre, un mes antes de los comicios, el sitio de filtración de documentos WikiLeaks publicó mensajes del presidente del equipo de campaña de Clinton, John Podesta, menos de una hora después que la prensa divulgara un video del 2005 en el que Donald Trump hablaba de las mujeres en un tono sumamente crudo.

«Qué coincidencia», ironizó Hillary Clinton, sugiriendo que WikiLeaks y Rusia habían operado para atenuar el impacto del video de Trump.

Semanas después, el 27 de octubre, James Comey anunció al Congreso que agentes del FBI habían encontrado nuevos mensajes que justificaban reabrir las investigaciones sobre emails que Clinton borró en la época en que utilizaba un servidor privado cuando era secretaria de Estado.

Pero el FBI no encontró ningún dato incriminatorio en los correos electrónicos de Clinton, y cerró sus investigaciones recién dos días antes de la elección del 8 de noviembre.

«¿Cometí errores? Por Dios, sí», agregó Clinton, y prometió que en un libro que aparecerá en el otoño boreal realizará una «confesión» y un «pedido de absolución». NUEVA YORK (AFP).