Restaurantes chinos se quedan sin clientes

Los dueños de negocios de comida china reportan que sus ventas han caído después de una inspección realizada por el Ministerio Público (MP), en la que informaron que aparentemente almacenaban en los congeladores carne de perro.

El restaurante Tao Yaun, ubicado en la colonia Torocagua, de Comayagüela, abrió nuevamente para atender a sus clientes, sin embargo los comensales ya no llegan a comprar su menú.

Al llegar al establecimiento se observaron las mesas vacías y una empleada atendiendo el área de recepción, quien comentó que no había tomado ningún pedido, el resto de los empleados realizaban su rutina de trabajo en la cocina.

El propietario quien no quiso revelar su nombre, dijo que nuevamente abrió su negocio, pero solo vende 4 platos de comida diario, por lo que el ingreso no logra cubrir el salario de sus empleados.

El ciudadano oriental expresó “solo subir a Facebook que nosotros consumimos y vendemos carne de perro, esas cosas son puras mentiras, nosotros venimos aquí a este país a trabajar”.

Agregó que “aquí en Honduras ningún chino come carne de perro, de cabro sí todo mundo la degusta, como en Estados Unidos y Europa no son como aquí, ellos saben aprovechar las cosas”.

Indicó que fundó su pequeño negocio en el 2006, y la carne para preparar los platillos la compra en el mercado y con proveedores.

El restaurante Tao Yaun, ubicado en la colonia Torocagua de Comayagüela permanece vacío.