Tres productores destacan con sabroso café gourmet

La producción de café gourmet o de características especiales crece con cada cosecha en Honduras; hasta ahora son más de 300,000 quintales los que van procesados, de un total de 5.7 millones de sacos, según estadísticas del Instituto Hondureño del Café (Ihcafé).

El auge de la producción de altura, y sometida a beneficiados rigurosos, es parte de varios incentivos, uno de ellos se realizó ayer, en la ciudad de Comayagua, donde tres productores obtuvieron los mejores puntajes.

La segunda edición del concurso organizado por TechonoServe, que apoya a caficultores con fondos del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés), reunió a un total de 3,500 productores de varios departamentos del país.

El primer lugar fue para Luis Benítez, con una nota en catación de 88.37 por ciento, gracias al sabor cítrico-caramelo procedente de Intibucá, que se agenció 75 dólares extra por quintal. La segunda posición la ocupó José Sánchez, con 88.31 por ciento, destacando su muestra por el sabor a chocolate de Comayagua y haciéndose acreedor de 50 dólares extra por quintal.

El tercer puesto fue para César Carranza, con 86.75 por ciento, de El Paraíso, al resaltar con una producción con sabores a dulce y chocolate, más 30 dólares extra por quintal. Los tres ganadores también recibieron un certificado de fertilizante foliar.

INCENTIVOS

En tanto, 48 participantes que llegaron hasta esta etapa recibieron un plus de 20 dólares por saco, como parte de los incentivos que reciben al momento de comercializar la producción con el exportador Molinos de Honduras (MDH), que se concentra en la compra de grano a pequeños productores del país.

Los participantes pertenecen al proyecto Mejoramiento Agrícola Sostenible (MAS), implementado por TechnoServe, que durante los últimos años ha apoyado con estrategias integrales a más de 19,000 familias cafetaleras.

Con asistencia técnica, los productores han aumentado la productividad, el volumen de cafés especiales, acceso a financiamiento y mercados, reiteró el gerente de USDA en Honduras, Tomás Membreño. “El café se ha convertido en el sector agrícola más activo de la economía rural en general”.

“Sin embargo, este sector enfrenta grandes retos, lo que motivó a USDA a financiar un proyecto de desarrollo y crear alianzas con otras instituciones para aumentar la productividad y la calidad y competitividad”.

Molinos de Honduras es el exportador de café más antiguo en Honduras, con más de 56 años de estar apoyando a la caficultura hondureña y en los últimos años se han enfocado en la compra de café a pequeños productores del proyecto MAS, expuso Frank Reese, gerente de la exportadora.

Agregó a la vez que “el negocio de café se ha vuelto más dinámico en los últimos años y en una forma muy espectacular. Nosotros, como exportador, y los productores, debemos actuar en un mercado altamente competitivo y volátil”. (JB)