Ciberataque global podría crecer

LONDRES (AP). Cuando la gente regrese a sus escritorios el lunes y encienda las computadoras al inicio de la semana laboral, podrían descubrir que son víctimas de un ciberataque global con “ransomware” que ha generado caos en 150 países y que podría causar estragos aún mayores con el surgimiento de nuevas variantes del programa.

Mientras una red global inarticulada de expertos en seguridad cibernética luchaba contra el ransomware, diversos funcionarios y expertos urgieron el domingo a organizaciones y compañías a que actualicen inmediatamente sus sistemas operativos para asegurarse de que no sean vulnerables a una segunda versión más poderosa del software malicioso, o a versiones futuras que no puedan ser detenidas.

El ataque inicial, conocido como «WannaCry», paralizó computadoras que operan la red de hospitales de Gran Bretaña, las que manejan el ferrocarril nacional de Alemania y las de decenas más de empresas y agencias de gobierno en lo que se cree que es el plan de extorsión por internet más grande registrado.

Afectó a 200,000 víctimas en el mundo desde el viernes y es visto como «una amenaza creciente», dijo Rob Wainwright, director de Europol, la agencia de policía de la Unión Europea.

«Las cifras aún siguen aumentando», señaló Wainwright. «Hemos visto que la disminución de la tasa de infección durante la noche del viernes, después de un bloqueo temporal, ha sido superada ahora por una segunda variación que han liberado los criminales».

Microsoft criticó al gobierno estadounidense por “acopiar” códigos de software que fueron usados por hackers desconocidos para lanzar el ataque. Los hackers aprovecharon códigos de la Agencia de Seguridad Nacional que fueron difundidos en internet.