Carretero y llantero eran hombres hallados muertos dentro de carro

A un comprador de colchones y a un llantero pertenecen los cuerpos de dos hombres que fueron hallados en pasado domingo dentro de un vehículo, en la colonia Panting de Chamelecón en San Pedro Sula, descartando de esa manera que uno de ellos fuera un pandillero que se escapó la semana anterior junto a otros 17 de la Penitenciaría Nacional de Támara, Francisco Morazán.

Las víctimas son Gerardo Erazo Alvarado (37) y Jairo Jonathan Díaz Robles, conocido como “Podola”.

Dolientes de Erazo Alvarado, dijeron que este fue visto por última vez a eso de las 4:00 de la tarde de ese domingo, en compañía de Díaz Robles, en la colonia Islas de El Progreso, donde andaban ingiriendo bebidas embriagantes.

Sin embargo, nunca imaginaron que los habían privado de su libertad y que posteriormente serían encontrados muertos.

Refirieron que Erazo Alvarado se ganaba la vida comprando colchones en una carreta tirada a caballo, mientras que su amigo era llantero.

“Ellos no eran pandilleros o mareros, pues se ganaban la vida honradamente; nunca habían tenido problemas con nadie. Pensamos que los mataron por equivocación”, dijo uno de los allegados a Erazo Alvarado.

Al ser identificados los cuerpos encontrados en el interior de un turismo rojo, matrícula P DA 8181, quedó descartado que Díaz Robles fuese Fernando Moisés Bolaños Cornejo (alias “Chamborria”), quien es uno de los fugados de la Penitenciaría Nacional.

Inicialmente se dijo que podría ser el presunto pandillero, ya que sobre el cuerpo se encontró un rótulo escrito en una cartulina amarilla con la leyenda “esto te pasó x averce fugado sin permiso del varrio 18 calle Fernando Moisés Bolaños Cornejo alias Chamborria”.

Díaz Robles, presentaba quemaduras en su cuerpo y golpes, pues los responsables de haberle quitado la vida lo degollaron.

Mientras que Erazo Alvarado también fue golpeado, pero aparentemente murió a causa de asfixia por estrangulamiento.