Maduro activó la Constituyente

CARACAS (AFP). El presidente Nicolás Maduro activó el martes su proyecto de una Asamblea Constituyente «popular» en Venezuela, que según sus críticos le asegurará al chavismo una participación mayoritaria para garantizar un texto «a su medida».

Al final de una multitudinaria marcha del chavismo, Maduro dispuso que la Asamblea Nacional Constituyente sesione en el Parlamento, único poder controlado por la oposición.

La «Constituyente tendrá como sede el Salón Elíptico del Palacio Federal Legislativo», dijo el mandatario en el acto frente al Palacio Presidencial de Miraflores.

Pero justamente es allí donde sesiona la Asamblea Nacional, dominada por la oposición desde 2016 luego de ganar las elecciones legislativas de diciembre del 2015.

El mandatario asegura que la Constituyente es la única vía «hacia la paz», tras 53 días de violentas protestas que dejan 53 muertos y un millar de heridos.

«Basta de fascismo», señaló Maduro. «El dilema está claro: «constituyente o guarimba (protesta violenta); votos o balas», subrayó.

Las bases contemplan la elección de 540 asambleístas, una parte (364) por votación por municipios y 176 a ser escogidos en ocho sectores de la sociedad, entre ellos trabajadores, indígenas o campesinos, lo que busca favorecer al gobierno, según los críticos del proyecto.

Será el Consejo Nacional Electoral (CNE), al que la oposición acusa de servir al gobierno, el que calificará a los sectores que pueden postularse para la elección.

Los analistas y la oposición advierten sobre una «elección a medida». «Ellos van a decidir qué sector vota, por quién vota, y cuándo elije. (…) Lo que propone Maduro es que él va a determinar quién es quién, quién es trabajador, obrero, empresario», se quejó Julio Borges, presidente del Parlamento.