La celebración azul

Motagua celebró por la conquista de la copa número 15 y el bicampeonato. Los azules tenían preparado todo para disfrutar la copa y estaban seguros que serían campeones, porque la ventaja lo decía todo.

La fiesta comenzó temprano, el estadio Nacional estaba con un lleno total. Los aficionados del ciclón salieron de todos los sectores de la capital y de otras ciudades.

Y en verdad era un ambiente festivo, el ciclón estaba coronándose. El 3-0 fue contundente en un partido limpio, donde Motagua fue el dominador.

Llegó el pitazo final y con ello el We Are The Champion, los abrazos, los gritos, las felicitaciones y levantar a Diego Vázquez, porque pocos entrenadores ganan un bicampeonato y una final por un resultado global 7-1.

La alegría era desbordante de los jugadores en el terreno de juego. La fiesta azul estaba en plena acción. Llegó el momento de entrega del gran trofeo, los jugadores pasaron por la valla para recibir el premio. Juan Pablo Montes fue el primero en levantarlo y luego los demás tomaron la orejona para dar un corto recorrido.

Motagua celebró ayer la copa número 15 y el bicampeonato.