Mauricio Oliva: «Proceso fue con toda la transparencia»

El presidente del Congreso Nacional, Mauricio Oliva, afirmó que la elección por parte de la Cámara Legislativa de los tres comisionados que van a dirigir la Unidad de Financiamiento, Transparencia y Fiscalización de los Partidos Políticos y Candidatos del Tribunal Supremo Electoral (TSE), además de ser motivo de satisfacción, fue un proceso que se hizo con toda la transparencia del caso y es una recomendación a los políticos que ya hay una norma que se debe cumplir.

Luego de efectuada la elección y juramentación de los tres comisionados Kelvin Aguirre Córdoba, Germán Francisco Espinal Zúniga y Javier Francisco Franco, Oliva manifestó que fue un proceso que se realizó en debido tiempo y forma, con toda la transparencia, además con la veeduría de la sociedad civil y el apoyo técnico y asesoría de la Misión de Apoyo al Combate a la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH).

El solo hecho de que el proceso fue abierto, donde los que aspiraron tuvieron su oportunidad de someterse a evaluaciones, desde su pénsum académico, las audiencias públicas y pruebas de confianza, ya es un gran filtro, aunque aclaró que son procesos perfectibles porque no son perfectos, pero el Congreso Nacional ha ido trazando una ruta donde todos estos nombramientos se hacen en audiencias públicas y hoy se ha tenido una aproximación muy positiva.

En ese sentido, felicitó a la comisión de dictamen, agradeció a la MACCIH y a la sociedad civil al tiempo que resaltó la madurez de las fuerzas políticas representadas en la Cámara Legislativa que han demostrado que cuando se quiere, se puede llegar a consensos importantes.

Subrayó que los elegidos contaron con una votación superior a los 100 votos y eso habla del amplio consenso, sin obviar que en otras fuerzas políticas vale pensar diferente, lo que sí es que ha quedado demostrado que la bancada más compacta, disciplinada y comprometida es la del Partido Nacional que cumplió sus compromisos a cabalidad.

En relación a la militancia política que podrían tener los comisionados electos, apuntó que en el país todo mundo tiene su “corazoncito”, pero eso no es importante, sino que cumplan la ley y para ello está la misma sociedad civil, el prestigio de ellos mismos y los más interesados que se aplique la ley, son las mismas fuerzas políticas.

Este es un esfuerzo que se ha hecho para transparentar los fondos, a manera que se tome credibilidad en el sentido de que quienes quieran hacer donaciones, lo hagan de forma pública. “Ya no habrá donaciones secretas y quien lo haga deberá hacerlo de forma pública y con el registro correspondiente”, acotó Oliva.

En cuanto a la fecha que comenzará a funcionar la Unidad de Política Limpia, señaló que esto es un proceso y no un suceso, que tendrá su tiempo en un aprender haciendo, pero lo que se logre acumular en experiencia para la fecha de las elecciones será de gran beneficio para las futuras campañas.