Tasa de Política Monetaria sigue en 5.50% durante julio

El directorio del Banco Central de Honduras (BCH) decidió mantener la Tasa de Política Monetaria (TPM) en 5.50 por ciento, un instrumento para llevar a cabo la política monetaria, orientado a mantener estable la inflación.

Las autoridades del BCH analizaron la evolución reciente y las perspectivas para los principales indicadores macroeconómicos y financieros a nivel nacional e internacional.

En el contexto internacional, el Banco de la Reserva Federal de los Estados Unidos, en reunión del 14 de junio aumentó 0.25 puntos porcentuales su tasa de referencia situándola en 1 por ciento y 1.25 por ciento; no obstante, según el criterio de analistas económicos en lo que resta del 2017 dicha tasa se mantendría sin cambio.

Por su parte, el precio internacional del petróleo al 22 de junio del 2017 ha mostrado una disminución con respecto al cierre del 2016, con perspectivas que se mantenga por debajo de ese nivel para finales del presente año, asimismo se observa una disminución en los precios del café y aceite de palma africana.

No obstante, se ha registrado un aumento en los precios internacionales de banano, maíz, arroz y trigo.

En el ámbito nacional, el comportamiento de la economía hondureña, medido a través del Índice Mensual de Actividad Económica (IMAE), muestra a abril del 2017 un mayor crecimiento (4.8%) con respecto al año anterior (3.2%), destacando el desempeño en las actividades de: intermediación financiera, agropecuarias, industria manufacturera y transporte y almacenaje.

La inflación interanual en mayo del 2017 fue 4.05 por ciento, mayor a la observada en igual fecha del 2016; no obstante, los pronósticos del BCH y las expectativas de los agentes económicos indican que permanecerá dentro del rango de tolerancia (4.5%±1) establecido por el BCH.

Durante el año se han registrado mayores flujos de remesas familiares y aumento en las exportaciones (especialmente café y aceite de palma), lo que ha representado una mejora en la posición externa que se evidencia en un nivel adecuado de reservas internacionales.