Niño muere tras caerse de “paila”

La desgracia para la familia del menor, Gabriel Antonio Colindres (10), llegó cuando menos la esperaban, ya que alegremente había salido de su viviendajunto a sus parientes a bordo de un carro tipo pick-up, del cual lamentablemente se cayó y murió del tremendo impacto contra la carretera.

El accidente se registró a la altura del kilómetro 15, en la comunidad de Zarabanda, carretera que conduce de Tegucigalpa a Valle de Ángeles, Francisco Morazán, cuando se salió del liviano vehículo y pegó de cabeza contra la pavimentada.

Era el día cuando su padre transportaba verduras para la capital con la idea de venderlas para agenciarse algunos lempiras, pero nunca se imaginó que su vástago sufriera ese mortal accidente.

Los parientes que llegaron a la morgue del Ministerio Público (MP), relataron que el niño aprovechando sus vacaciones del mes de julio que da la Secretaría de Educación, viajaba por primera vez a vender los productos de la cosecha, acompañando a su progenitor.

El cuerpo del menor se encontraba en la morgue donde médicos forenses le practicaban la respectiva autopsia, mientras sus familiares esperaban impacientemente para tenerlo durante la noche y darle cristiana sepultura hoy en su comunidad.