Filosofía de las cuencas hidrográficas

Es muy común que se confunda el término cuencas hidrográficas como el cauce de un río o como una zona boscosa. Para proteger las montañas, sin embargo, las cuencas hidrográficas son fáciles de identificar porque obedece su forma a la topografía del país donde los filos o lomas de las montañas irrigan el suelo cuesta abajo hasta desembocar en una corriente o en un remanso de agua o en el mar.

Son tres los órdenes de tamaño que se manejan: La cuenca, cuyo río principal desemboca en el mar, por ejemplo, la cuenca o territorio del río Choluteca; la subcuenca, cuyo espacio desagua hacía el río principal, digamos la subcuenca del río Guacerique que desemboca en el río Choluteca; y la microcuenca, cuyo territorio es de menor área y desemboca sus aguas en un río secundario como el Guacerique, digamos la micro cuenca del río Mateo, cuyas aguas desembocan en el río Guacerique.

En términos grafológicos la cuenca puede derivarse de la palabra cuenco o forma de una olla, más preciso con la forma que se consigue al juntar ambas manos por el dorso y palma arriba, juntando e inclinando los meñiques y observamos que si nos echan agua despacio en ella (en las palmas de las manos como que fuera la lluvia) el agua corre al fondo hasta juntarse en la punta de los dedos meñiques, el agua que se vota en medio es la infiltración del agua subterránea.

Si descomponemos la palabra hidrográfica, proviene de hidros = (agua) y de grafo (escritura o forma), se describe y dibuja un área por donde corre el agua desde pequeñas quebradas hasta ríos grandes.

En otro orden de ideas la cuenca hidrográfica se divide en cuenca alta, media, baja y costas en el caso de los ríos que desembocan en el mar; pero también observamos que la dinámica hídrica obedece a valores trigonométricos alto, largo y ancho en el espacio, es así que a mayor altitud del nacimiento de un río posee mayor velocidad de fuentes, y a mayor longitud del río que recoge las aguas del territorio cuenca hidrográfica mayor cantidad de agua; lo mismo sucede si el ancho fuese mayor.

En este espacio se conjugan todas las actividades ecosistémicas, bioambientales, socioeconómicas, hidroclimáticas, geofísicas, socioambientales y económico-ambientales, entre muchas más combinaciones de las ciencias, que es difícil entretejer desde la óptica hídrica, esta tiene su funcionalidad con el agua como indicador universal del desarrollo y la vida, pero también de las cosas malas que hacemos en el ambiente, que se traducen en mala calidad y cantidad de las fuentes.

Rodolfo Ochoa Álvarez
Dr. en Gestión del Desarrollo
Tegucigalpa, M.D. C.