Partido Nacional pide reflexionar y aprobar reformas a la Ley de Tarjetas

 El Comité Central del Partido Nacional (CCPN) desarrolló este martes el foro “Tarjetas de Crédito y sus efectos en la economía hondureña”, con el fin de informar los alcances de la reforma a la Ley de Tarjetas de Crédito, que fue planteada por el Presidente de la República y candidato del Partido Nacional, Juan Orlando Hernández.

En la actividad se destacó que no solo se busca reducir las tasas de interés, sino beneficiar a los sectores como vivienda, Mipymes y sector agropecuario.

El presidente del CCPN, Reinaldo Sánchez, indicó que “este tema de las tarjetas de crédito es uno de los que tenemos que ponerle más reflexión, porque no es algo que solo beneficia al Partido Nacional”.

“Les aseguro que una gran mayoría de los afectados son de los otros partidos y por eso deberíamos tener un punto de encuentro las fuerzas políticas donde digamos: Este es un beneficio para la sociedad hondureña”.

“No se trata de nada en contra de ningún banquero, se trata del beneficio de la gente que se encuentra afectada por este tema” y llamó a los diferentes sectores a ser protagonistas e involucrarse en el tema, porque es injusto que Honduras tenga las tasas más altas de interés de la región.

Al conversatorio fueron invitados el presidente de la Comisión de Dictamen de la Ley y presidente de la Comisión de Presupuesto del Congreso Nacional (CN), Francisco Rivera y también el asesor presidencial y presidente del Consejo de Ministros, Ebal Díaz, quienes ahondaron sobre el estatus de la iniciativa, escucharon y despejaron las consultas de las personas asistentes y expusieron qué se busca con la misma.

Rivera explicó que se busca “bajar las tasas de interés al 54 por ciento anual”.

Y recordó que “en el pasado -refiriéndose a una sesión en el CN, antes de ingresar en el período de vacaciones- se dijo que estaba resuelto el problema de las tarjetas de crédito, pero no es cierto, y se le estaba dando atol con el dedo al pueblo hondureño, porque dijeron que estaban de acuerdo con modificar las tasas a un 57 por ciento, pero había que cambiar el sistema del cobro y si movemos el sistema de cómo se calculan los intereses, sería más dañino que lo que tenemos en este momento”.

Díaz expresó por su parte que el tema no solo incluye la reducción de la tasa de intereses sino beneficiar de forma integral a sectores que dependen del dinero plástico, entre ellos los que buscan créditos para vivienda social, Mipymes y el sector agropecuario.