Empresarios prometen acompañar elecciones

El sector privado se compromete a apoyar el proceso electoral general hondureño, a realizarse el último domingo de noviembre próximo, donde más de 5,7 millones de electores están habilitados para elegir autoridades para tres niveles electivos.

El compromiso se dio este miércoles, luego de una reunión entre representantes de la iniciativa privada y funcionarios del Tribunal Supremo Electoral (TSE) en las instalaciones del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep).

El magistrado-presidente del TSE, David Matamoros explicó, al final del encuentro, que los empresarios “fueron un baluarte” durante las elecciones del 2009, meses después del golpe de Estado del 28 de junio de ese año.

AUDITAR USO DE FONDOS

En este contexto, opinó que en los procesos siguientes a la crisis, el sector privado se sumó con centenares de observadores; nacionales y extranjeros: “hoy hemos planteado con ellos volver a firmar un convenio”.

Al tiempo de comentar que la Asociación Nacional de Industriales (ANDI) también firmará el acuerdo junto al Cohep. Por otra parte, Matamoros prometió a la cúpula empresarial agilizar el reglamento de la Ley de Política Limpia que fija techos máximos en financiamiento de campañas políticas.

En ese sentido, el presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Tegucigalpa (CCIT), Guy de Pierrefeu, comentó que lo más importante de ese reglamento es que se pueda auditar el origen y uso de los fondos.

Con el fin de “evitar que entren en juego valores monetarios de fuentes que puedan complicar el proceso electoral. La empresa privada, definitivamente, va a apoyar”, al tiempo de mencionar que no existe una directriz orientada a apoyar en determinada dirección política.

Sin embargo, consideró que será vital que la Unidad de Política Limpia acelere y empiece lo más pronto posible, “hemos sentido que el arranque ha sido un poco lento y como no queda mucho tiempo, entonces, es importante que trabajen cuanto antes”.

El dirigente empresarial reveló que en la cita “se discutieron algunas reformas a la Ley Electoral”, pero afirmó que a pocos meses es “difícil cambiar las reglas del juego; no creo que los plazos lo permitan”.

Pero por lo menos que inicie la elaboración de una nueva ley para los procesos electorales posteriores al de noviembre de este año. En la misma dirección se pronunció Matamoros, al comentar que el Cohep plantea la necesidad de instalar “aparatos para que tomen las huellas”.

Refirió además, que saldría caro contratar y capacitar personal, distinto al que trabaja en la Mesa Electoral Receptora (MER), para que opere los instrumentos.