Maduro rechaza sanción de EE UU

CARACAS (AFP). El presidente venezolano, Nicolás Maduro, rechazó la sanción que Estados Unidos le impuso el lunes por llevar adelante su Asamblea Constituyente y dijo que no recibe «órdenes imperiales».

«Yo no obedezco órdenes imperiales, yo no obedezco gobiernos extranjeros, soy un presidente libre», señaló Maduro en reacción al congelamiento de bienes que pueda tener en Estados Unidos por parte del Tesoro de ese país, que lo llamó «dictador».

En una declaración televisada, el mandatario opinó que las decisiones del gobierno de Donald Trump evidencian «la impotencia, la desesperación, su odio» frente a la votación el domingo de los asambleístas que reformarán la Carta Magna.

«I’m so proud (estoy orgulloso), Mr. Donald Trump, dale pa’ lante, pues», añadió.

El presidente insistió en que lo sancionaron porque convocó «a elecciones generales para que el pueblo vote libremente y elija una institución como la Asamblea Nacional Constituyente».

«Es una reacción iracunda porque el pueblo de Venezuela y su presidente desobedeció su orden de suspender la Asamblea Nacional Constituyente (…) Tomen las sanciones que les dé la gana, pero el pueblo venezolano ha decidido ser libre», sostuvo.

El tesoro estadounidense congeló todos los activos que pueda tener Maduro en Estados Unidos, un día después de la votación de la Constituyente, un suprapoder que según la oposición instaurará un régimen comunista en el país petrolero.

Maduro reiteró, sin embargo, su oferta de conversar con el presidente estadounidense.

«A Donald Trump yo le he dicho públicamente que estoy dispuesto a hablar con él, a mí no me tiembla el pulso», dijo.

El presidente enfrenta una ola de protestas que desde hace cuatro meses exige su salida del poder. Las manifestaciones, que también rechazan la Constituyente, dejan al menos 125 muertos.