Consternación en retiro de cadáveres de hermanos

Los cuerpos de dos hermanos que murieron tiroteados en un sector de San Lorenzo, Valle, fueron retirados este jueves por sus acongojados familiares, para sepultarlos en su natal San Pedro Sula, Cortés.

Se trata de Denis Javier Osorto Laínez (23) y Santos Leopoldo Osorto Laínez (17), quienes llegaron a ese sector sureño del país en busca de mejores derroteros, debido a que su abuela les había conseguido laborar en una empresa camaronera.

Los hermanos Osorto Laínez no se pudieron escapar de la muerte, porque temían perder la vida en la costa norte, al considerarla muy peligrosa y un lugar que no se podía trabajar honradamente, sin ser hostigados por delincuentes, según los mismos parientes que llegaron a la morgue capitalina a reclamar sus cuerpos.

Los consternados parientes dijeron desconocer las posibles causas para que les quitasen la vida a los hermanos Osorto Laínez.

Los cadáveres fueron encontrados por pobladores del sector de El Marillal, entre una quebrada y cerca de la carretera que conduce desde Tegucigalpa hacia a San Lorenzo, Valle.

Ambos fueron hallados con sus manos atadas y con disparos en la cabeza, a manera de ejecución.

Los restos de los dos hermanos ayer mismo fueron retirados para su velatorio y ser enterrados en su ciudad natal de San Pedro Sula, Cortés.