Maduro pide una cumbre Regional

CARACAS (EFE). El presidente venezolano, Nicolás Maduro, pidió a los países de la Alianza Bolivariana de los Pueblos de Nuestra América (ALBA) que convoque una cumbre para restituir el «diálogo latinoamericano» y «las normas de respeto al derecho internacional».

«Yo le propongo al ALBA y a los liderazgos poderosos de los países presentes que iniciemos con la iniciativa de ustedes, un diálogo por el respeto de Venezuela», dijo Maduro durante la cumbre extraordinaria de cancilleres del ALBA celebrada ayer en Caracas.

El líder chavista propuso para ello una cumbre en San Salvador de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), una organización continental impulsada por el fallecido presidente venezolano Hugo Chávez e integrada por 33 estados de la región.

Maduro se mostró partidario de convocar al inicio de este diálogo a países como México, Argentina, Colombia, Chile o Paraguay, a quienes recriminó haber roto «las reglas del juego» al no reconocer la Asamblea Nacional Constituyente instaurada por su gobierno para refundar el Estado y apuntalar la revolución en Venezuela.

El mandatario venezolano dijo que la Organización de Estados Americanos (OEA) «ha fracasado» en su intento de «acabar con la revolución bolivariana», después de que este organismo haya denunciado repetidamente abusos de los derechos humanos y atropellos de la democracia en el país petrolero.

Maduro dijo estar en posesión de encuestas «muy profundas, científicas y serias» que muestran que entre un 70 y un 80 por ciento de los mexicanos y los argentinos no están de acuerdo con la postura crítica mostrada por sus gobiernos con su gestión en Venezuela.