Vendedores cumplen dos días en toma de edificio municipal de Danlí

Se registran dos días continuos de la toma del edificio municipal de Danlí por parte de vendedores o buhoneros del área comercial de la terminal, mientras que el nuevo representante de la empresa constructora afirma que no cederán a denuncias sin fundamentos.

El estira y encoge entre vendedores de la terminal, empresa constructora Celaque, Coalianza y alcaldía de Danlí, mantiene con la puerta cerrada la casa del pueblo, donde se han dejado de percibir no menos de 200 mil lempiras solo en recaudación de impuestos, entre  otros trámites en proyectos que podrían traer consecuencia negativas para este término.

Los vendedores han pernoctado durante la noche del lunes y este martes permanecieron frente al Palacio Municipal a la espera de una reunión solo con el alcalde de Danlí, Ramiro Chacón, a fin de que autorice la rebaja al precio del metro cuadrado de construcción en la plaza comercial o se responsabilice por el pago del 30 por ciento de sus cubículos, alegando que no tienen la capacidad económica para la compra de los locales al valor fijado.

Por su parte, se conoció la cancelación del contrato de Miguel Izaguirre con Coalianza y que ahora se ha convertido en un empleado directo de la empresa Celaque para que continúe la gestión del proyecto de construcción de la terminal y plaza comercial de Danlí.

“Al presidente de la Asociación que me dice ladrón y corrupto, le invito a que me demande ante los tribunales. Ellos hablan de 4,500 metros cuadrados y entonces los pasillos, salas de espera, parqueos, almacén, salón de reuniones, baños y otras áreas quién los va a pagar, será que los pagará el pueblo con sus impuestos. Ya la corporación en pleno está siendo condescendiente con los pequeños comerciantes cuando entregaron un terreno valorado en 74 millones de lempiras lo vendieron por 14 millones de lempiras para que el costo por construcción fuera mejor”, detalló.

Izaguirre confirmó que un cubículo de 5.52 metros cuadrados tiene un valor de 187 mil lempiras a 20 años, con una tasa del 7.9 por ciento, pagarían 1,558.17  al mes y por día 51 lempiras. Además, señaló que si la Asociación de Vendedores tiene pruebas de abuso, robo u otro delito pueden demandar de inmediato a la empresa Celaque, Coalianza y la alcaldía de Danlí.

La pregunta obligada al representante de la empresa Celaque fue si el cobro de 34 mil lempiras por metro cuadrado se puede modificar en este momento cuando la obra tiene un avance de 80 por ciento y en dos meses deberá ser entregada. “Este es un modelo financiero y si ellos están peleando ese costo por metro cuadrado créanme que no se va a bajar y le puedo garantizar que esa supuesta entrega de 100 cubículos es falsa, ellos tienen la prioridad y estos problemas solo son falta de comunicación cuando todos quieren hablar al mismo tiempo”, apuntó.

Por su parte, el alcalde municipal, Ramiro Chacón, aseveró ser testigo de la injerencia política que han tenido otros candidatos a la alcaldía en este tema, ya que la construcción de esta terminal y plaza comercial está de acuerdo con las leyes del país y se creó en el Congreso Nacional por iniciativa del diputado Celín Discua, con el visto bueno de la Secretaría de Finanzas y el Presidente, Juan Orlando Hernández.

“Se les da la oportunidad que a cuotas módicas se hagan dueños de este cubículo; el decreto también habla de pequeñas y medianas empresas que tienen derecho. Empresarios ambulantes y de la plaza San Sebastián, sin embargo si no quieren comprar pues no lo vamos a obligar”, concluyó.