Investigan misteriosa muerte de niña de tres años

Autoridades policiales y forenses investigaban este martes la muerte indeterminada de una menor de apenas tres años de edad, por la cual se mantiene retenida a la madrastra, ya que se presume que en el deceso hubo mano criminal.

La niña fallecida fue ingresada el lunes anterior a la Clínica Periférica (Cliper), ubicada en la colonia El Sitio de Tegucigalpa, originaria y residente de la colonia Santa María y con signos de haber muerto por ahogamiento.

En primera instancia los parientes aseguraron que la pequeña se había caído por accidente a una pila, muriendo minutos después a consecuencia de la sumersión.

Por el accidente la infante fue trasladada de emergencia hacia la clínica, donde los médicos y enfermeras encontraron golpes en distintas partes del cuerpo de la menor, algo que pone en duda que haya muerto por el incidente casero.

Debido a las sospechas y dudas, varios agentes policiales detuvieron a la madrastra bajo cuyo cuidado vivía la niña, para comenzar una investigación sobre la repentina muerte.

Posteriormente, el cuerpecito de la menor fue trasladado hacia la morgue capitalina para la respectiva autopsia. La madrugada de hoy cercanos parientes de la pequeña retiraron sus restos mortales.

Por la tarde, la niña fue llevada hacia el cementerio Divino Paraíso, donde fue enterrada por los adoloridos familiares que exigían una exhaustiva investigación, debido a los golpes encontrados en el cuerpo.

Con hermetismo los dolientes explicaron que la niña vivía con su madrastra, debido a una decisión personal de su progenitor, quien permanece privado de libertad en el Centro Penitenciario de Támara.

La pequeña fue enterrada por sus cercanos parientes, bajo un intenso sol y dolor por la pérdida irreparable.