Primer ministro canadiense no cambiará sistema migratorio

TORONTO (Canadá) (EFE). El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, afirmó hoy que Canadá no cambiará su sistema migratorio para hacer frente a la oleada de solicitantes de refugio que en los últimos meses está llegando de forma ilegal al país procedentes de Estados Unidos.

Trudeau, que se reunió en Montreal con ministros federales y provinciales para tratar el flujo de solicitantes de refugio, afirmó durante una rueda de prensa que Canadá no revisará el Acuerdo de Tercer País Seguro que mantiene con Estados Unidos para regular el flujo de asilados.

El acuerdo impide que una persona que esté en uno de los dos países solicite refugio en el otro. Pero el acuerdo no se aplica en Canadá si el solicitante entra de forma ilegal en el país.

Por ello, miles de personas están cruzando la frontera entre los dos países de forma ilegal desde principios de año.

Los recién llegados son arrestados por la Policía canadiense e inmediatamente después solicitan refugio en Canadá.

Trudeau también rechazó que sea responsable del aluvión de refugiados un tuit que envío en enero de este año en respuesta a la amenaza del presidente estadounidense, Donald Trump, a bloquear la entrada en Estados Unidos de ciudadanos de países musulmanes, y en el que afirmó que Canadá está abierto a recibir refugiados.

Poco antes de su conferencia de prensa, una diputada del opositor Partido Conservador, Michelle Rempel, acusó a Trudeau de alentar la llegada ilegal de solicitantes de refugio con su tuit de enero al «dar falsas esperanzas a la gente que estaba cruzando las fronteras».

«Canadá es una sociedad abierta y acogedora porque tenemos confianza en nuestro sistema (migratorio)», afirmó hoy Trudeau, al añadir que también es «un país de leyes» y quienes cruzan ilegalmente la frontera con EE UU «no tendrán ventajas» a la hora de solicitar asilo.