Festival del Maíz te lleva a las milpas

Los tamales, elotes, atole, montucas y todos los derivados del maíz saben mejor al pie de la milpa, como antaño se decía que la leche al pie de la vaca es deliciosa, pues esta vez, la agenda cultural del Festival del Maíz,  en Danlí, El Paraíso, coordinada por la Universidad Pedagógica y la Casa de la Cultura, tomaron la decisión de llevar el festival donde debe ser, al pie de las milpas.

Los primeros en vivir esta bonita experiencia fueron los directores de varios centros educativos y directivos del Festival, al realizar la primera visita a los centros de producción en el valle de Jamastrán la mañana de ayer, en las comunidades de El Obraje y Apalí, La Lima, donde la comitiva fue recibida por los centros educativos de la comunidad con sus respectivas bandas de guerra.

En cada una de estas plantaciones los visitantes degustaron los deliciosos tamales, atole y la tradicional sopa de arroz de maíz con gallina india, uno de los deliciosos platillos tradicionales de la zona, pero esta vez, el indio fue el pollo por la premura y sorpresa de la visita. Por su parte, los labriegos se mostraron satisfechos porque es la primera vez, que el Festival está donde debe ser, al pie de las milpas.

Para Mercedes Gamero, directora de la UPNFM y coordinadora de la agenda cultural del Festival, dijo sentirse muy satisfecha por la actividad realizada, es lo que siempre debió realizarse en el pasado, porque festival, es maíz; no caben otras cosas y por otra parte, esta vez nos identificamos con la gente que trabaja la tierra y la hace producir.

Durante la visita, además; de saborear los deliciosos derivados del maíz, los escolares se lucieron bailando las danzas folclóricas vistiendo sus vistosos trajes típicos. También tuvo participación  especial el poeta Luis Humberto Oseguera.

Por primera vez se incluye en la agenda cultural del festival del maíz, visitas a las milpas.
Los visitantes disfrutaron entre los surcos de maíz, extrayendo las mazorcas.
Un elote recién arrancado de la mata y cocido inmediatamente no tiene precio.