Trump impone sanciones financieras a Venezuela

Estados Unidos impuso este viernes las primeras sanciones financieras a Venezuela, que afectarán la emisión de deuda y que siguen a las ya decretadas contra el presidente Nicolás Maduro y varios de sus colaboradores, aunque descartó una acción militar en el corto plazo.

Un decreto del presidente Donald Trump, el primero que afecta al país en su conjunto, «prohíbe transar nueva deuda emitida por el gobierno de Venezuela y su empresa petrolera estatal».

«También prohíbe las transacciones en ciertos bonos existentes propiedad del sector público venezolano, así como los pagos de dividendos al gobierno de Venezuela», informó la Casa Blanca.

Hasta ahora, las sanciones de Washington hacia Venezuela se habían circunscrito a represalias financieras y jurídicas contra Maduro y una veintena de funcionarios y exfuncionarios de su gobierno, a los que acusa de quebrantar la democracia, propiciar la corrupción o violar los derechos humanos.

La Casa Blanca dijo que en esta ocasión «para mitigar el daño al pueblo estadounidense y al venezolano», el Departamento del Tesoro emitirá licencias con un período de liquidación de 30 días para permitir transacciones que de otro modo quedarían prohibidas, entre ellas las vinculadas con exportación e importación de petróleo.

«Estas medidas están cuidadosamente calibradas para negar a la dictadura de Maduro una fuente crucial de financiamiento para mantener su mandato ilegítimo», apuntó en un comunicado.

Estados Unidos compra 800,000 barriles diarios de petróleo, de los 1.9 millones que produce Venezuela.

El mes pasado, Washington advirtió que tomaría medidas económicas enérgicas si Maduro cumplía su plan de crear una Asamblea Constituyente formada por miembros leales al oficialismo.

Desde la instauración de la Constituyente a principios de mes sus 545 delegados destituyeron a la fiscal general, le arrebataron el poder a la Asamblea Nacional dominada por la oposición y crearon una Comisión de la Verdad que muchos temen será utilizada para atacar a los opositores. (AFP)