El bicampeón le dio vuelta al Honduras Progreso

EL PROGRESO: Digno de un campeón, así se puede definir lo que hizo el Motagua en su visita al Honduras Progreso, inició perdiendo el partido 0-2 y al final terminó ganando 3-2, en un emocionante encuentro disputado en el estadio Humberto Micheletti.

Erick Andino, Román Rubilio Castillo y Reiniri Mayorquín, los héroes de la noche azul en el Micheletti, que hacen olvidar las anotaciones tempraneras de los progreseños Henry Martínez y Juan Ángel Delgado. Sigue el invicto de los azules desde que lograron el bicampeonato.

Un contragolpe a los 3 minutos el Honduras Progreso mece las redes de Motagua, habilitación desde atrás del mediocampo de Jorge Cardona, con pase largo hablita a Henry Martínez quien a toda velocidad supera los centrales le sale Rougier, pero el delantero progreseño lo cruza para poner el 1-0.

Motagua respondió con un remate hacia el área de Klifox Bernárdez, quien quiso habilitar a Marco Tulio Vega pero no lo alcanzó. 60 segundos después, de nuevo Bernárdez con remate elevado trató se sorprender al meta Woodrow West que estaba salido, pero no pasó a más.

Los capitalinos tuvieron la oportunidad de igualar el marcador a los 14 minutos, corrida por la banda derecha de Klifox, remató frontal al marco pero pasó por encima del arquero West.

La intentaba Motagua por las bandas, tratando que algún centro le llegara a sus hombres gol, Erick Andino y Marco Tulio Vega, sin embargo todo quedaba en intentonas.

Honduras Progreso por su parte estaba más ocupado en tratar de detener las incursiones motagüenses que en buscar anotar el segundo gol, la mayor parte del tiempo se dedicaban a defender.

Seguía Motagua con las incursiones al área progreseña, en el corazón del área Erick Andino hizo un rezago que le quedó a Reinieri Mayorquín, este remató y el balón se estrelló en el horizontal, de nuevo la suerte la habían dejado los motagüenses en la capital.

A los 27 minutos un excepcional pase de Henry Martínez hablita a Juan Ángel Delgado, este corre por la banda derecha, entra al área y con potente remate cruza a Rougier, quien nada pudo hacer para detener el balón que fue a parar al fondo de las redes, era el 2-0 de los progreseños.

El técnico de Motagua Diego Vázquez sacrifica en defensa a Marcelo Pereira, lo saca y envía a Román Rubilio Castillo, con toda la intención a que el delantero le fuera a recuperar el partido.

Motagua consigue descontar con una jugada por la izquierda de Carlos “Chino” Discua, envió centro elevado y de cabeza en el área Erick Andino la clava en la meta de West, quien voló inútilmente, era el 1-2 a los 36 minutos.

SEGUNDO TIEMPO

Empezando el segundo tiempo Motagua entró con todo y con los ánimos a tope de emparejar el partido, habilitó Rubilio Castillo al “Chino” Discua que remató, pero controló en dos tiempos el beliceño West.

El Honduras Progreso respondía como en el primer tiempo, a base de contragolpes, pero tímidos que eran controlados sin mayores dificultades por la zaga capitalina.

Transcurrían los 57 minutos, corrida por la banda izquierda, centro del “Chino” Discua al corazón del área, atento estaba Rubilio Castillo que entre dos defensores del Honduras Progreso logró acomodarse el balón, remató fuerte y elevado para enviar el esférico al fondo de las redes para el 2-2 a los 57 minutos.

Tres minutos después llega el gol de la remontada, otra vez por la banda izquierda, cambio de orientación del “Chino” Discua cuyo centro pasó toda el área, le quedó a Mayorquín quien se quitó la marca de Juan Delgado y con remate a ras de pasto vence la estirada de West para poner el 3-2 en favor de Motagua.

La casta del bicampeón se estaba imponiendo en el estadio Humberto Micheletti, en tres minutos, Rubilio y Mayorquín le habían cambiado la historia al partido, que inició ganando el Honduras Progreso.

Los locales no tuvieron la capacidad de reaccionar, después de conseguir el gol de la remontada la visita se dedicó a mantener la posesión del balón, quitándole los espacios y la recuperación del mismo, hasta que llegó el pitazo final del árbitro central Óscar Moncada, y por ende la espectacular remontada motagüense.