EE UU y Guatemala colaboran en exhumación de cadáveres

Tocoa. La exhumación de siete cuerpos, que se encuentran en cementerios de Tocoa y Trujillo, fue realizada con el apoyo de la Sección de Asuntos Internacionales contra el Narcotráfico y Aplicación de la Ley de la embajada de los Estados Unidos (INL). También participó en la labor Medicina Forense del Ministerio Público y un grupo de antropólogos forenses de Guatemala.

Del 28 de agosto al 1 de septiembre del 2017, la Unidad Especial de Investigación de Muertes Violentas del Bajo Aguán (UMVIBA), coordina la tercera ronda de exhumación de cadáveres víctimas del conflicto agrario que ha imperado en la zona del Bajo Aguán, para esclarecer dichas muertes.

El grupo de antropólogos forenses procedentes de Guatemala, participa en calidad de observadores internacionales, debido a la demanda por parte del sector campesino.

Los agricultores solicitaron al gobierno y al fiscal general de la República, Óscar Fernando Chinchilla, que para dar mayor transparencia y una mejor confiabilidad en las pericias practicadas por Medicina Forense se hicieran acompañar forenses internacionales que participen en el proceso de las exhumaciones.

Con dicho acompañamiento también se busca darle mayor credibilidad y objetividad a los dictámenes emitidos por los peritos forenses hondureños.

Los antropólogos forenses internacionales son miembros de la Fundación de Antropología Forense de Guatemala, quienes por más de 24 años han sido los encargados de hacer las investigaciones de personas desaparecidas, de crímenes violentos, de personas fallecidas no identificadas y enterradas en cementerios clandestinos.

El grupo de forenses internacionales está compuesto por el subdirector de la Fundación de Antropología Forense, Claudia Rivera, como experta de ciencias forenses, y también Omar Girón, como experto en identificación.

Tanto las autoridades hondureñas como el sector campesino se mostraron contentos por contar con estos profesionales internacionales con experiencia y renombre, y que formen parte de este proceso de exhumación, para poder dar realce al mismo, cumpliendo con la petición del sector campesinado.

EXHUMACIÓN

Hasta ahora se realizaron dos exhumaciones en el cementerio de la comunidad Panamá, Trujillo, Colón. La primera corresponde a José Efraín Fernández del Cid, en quien se encontró un elemento metálico (supuesta ojiva) en la zaranda del ataúd.

El occiso murió en el barrio Las Flores del municipio de Sonaguera, el 18 de mayo de 2012, justo frente a un billar.

La segunda exhumación es la de Allan Reinieri Martínez Pérez, también en el cementerio de la aldea de Panamá. Las autoridades encontraron como indicio un fragmento metálico (supuesta ojiva) dentro de la camisa área de la manga.