Piden desaforar a expresidente Álvaro Arzú de Guatemala

La Fiscalía y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) pedirán desaforar al expresidente (1996-2000) y actual alcalde de Ciudad de Guatemala Álvaro Arzú por supuestos vínculos de la municipalidad con Byron Lima, persona que tenía controladas las cárceles del país.

En el momento en el que la fiscal general, Thelma Aldana, y el jefe de la Cicig, Iván Velásquez, leían la solicitud de antejuicio -por financiación electoral ilícita y peculado por sustracción- contra el cinco veces alcalde capitalino, éste se presentó en la conferencia de prensa con actitud altiva e intentando acercase a las autoridades, que lo acusaban de usar fondos públicos para su campaña.

Según la investigación, la municipalidad de Guatemala alteró facturas para encubrir los gastos de campaña del partido Unionista y otros que, en alianza, participaron en las elecciones de 2015, y que eran pagados con fondos municipales a la cooperativa Torre Fuerte, del capitán retirado Byron Lima, el «rey de las cárceles» asesinado en una prisión en julio de 2016.

«Contratar no constituye delito», dijo Velásquez, pero lo que sí lo constituye «es la alteración de facturas para encubrir gastos de campaña de partido Unionista y su alianza».

De acuerdo con lo expuesto por el abogado colombiano, la Cooperativa Torre Fuerte habría elaborado uniformes de la alcaldía y propaganda electoral, que fueron pagados con fondos públicos «mediante el Fideicomiso de Planificación Urbana» con la utilización de facturas en blanco y que eran firmadas por otros servicios inexistentes, entre 2013 y 2015.

Por su parte, para facturar los servicios, la Cooperativa Torre Fuerte conseguía facturas por medio de Alejandra Reyes, pareja sentimental de Lima que buscaba con sus conocidos quién pudiera prestarle estas facturas y así cobrar tanto al partido como a la municipalidad.

El monto de lo pagado por la municipalidad a la cooperativa de Lima «aún se investiga», dijo la fiscal general.
La información, dijo Velásquez, se logró coordinar gracias a la participación como colaboradora eficaz en el caso denominado «Caja de Pandora» de Alejandra Saraí Reyes, quien hasta la muerte del reo Byron Lima era su pareja sentimental y que ahora está fuera del país por su seguridad.